Ya vienen los Reyes Magos


 

Antonio Flores Galicia

Niños, adolescentes y jóvenes, ya viene el día en el que les traen regalos los Reyes Magos, pero ustedes deben pedirles lo que quieren. Como la mayoría no saben escribir, voy a ayudarles un poco. Mona me permitió publicar la carta que envió a los Reyes Magos. Me reí y ahora se las envío a ustedes para que se ayuden en sus cartas.

“Queridos Reyes Magos: Como se acerca la fecha de la celebración que les hacemos en la Tierra, les envío esta carta con puñonones de besos y abrazos. Pero háganme caso, porque el año pasado nomás un puñito de dulces me dieron. Sé que no soy una gran niña, ya estoy grande, pero ocupo de ustedes.

“Soy de la Parroquia de Chocorrostlán de las Ingratas, donde hubo grandes pleitos de los de este pueblo, porque el curita que tenemos no les dejó hacer un templo a la Santa Muerte y otro al Caballo de Santo Santiago; les pidió que el dinero se lo dieran a él y se encargaría de pedirles con santas oraciones; le conté mis problemas al curita Juako y me pidió que yo escribiera esa carta y que se la mandara a usted mejor.

“Inicio contándole lo de mi marido. Es, como dice la canción: ‘Borracho, parrandero y jugador’. Es peor que ese de la canción: No trabaja, lo tengo que mantener con lo que gano lavando ajeno y esa ropa no la llevo a la casa, porque se la roba y la vende para sacar para las chelas; a sus queridas las hace creer que es rico; nada se le puede decir, porque dice que todo lo sabe y que es muy hombre; dice que la mujer debe obedecer al marido. Mis hijos son un problema: Beto, con 20 años, es flojo, ya es mariguano y mujeriego como su padre; Lalo tiene 18 años, es súper enamorado, hasta a la escoba abraza y besa; Tito, de 16 años, es un cholito que se la pasa en los autobuses pidiendo dinero, ni sé dónde coma; Pati, de 19 años, se la pasa arreglándose y viéndose al espejo, no estudia y se pierde varios días, tiene joyas que no sé cómo las adquiere, yo la tengo que alimentar, porque dice que es responsabilidad de toda madre; Cuca, de 17 años, es bonita, brava y mandona, le encanta el argüende y dice que yo tengo que darle todo lo que ella quiera.

“Esa es mi situación, queridos Reyes Magos. Así es la vida de Mona, la que les está escribiendo. Tengo tan mala suerte, que hasta las viejitas que me ven cuando entro al templo, se burlan de mí. Mi familia me tiene como crida desde que me junté con ese viejo borracho. Ya tengo 70 años y me trajo mi esposo a vivir aquí un tal Teófilo, porque me prometió ayudar y nomás nada. Nadie quiere ir al templo, se burlan de mí y me llaman santurrona. No sé qué hacer, porque me casé por la Iglesia con el padre de mis hijos, Teófilo nomás se la pasa rezando y dice que me encomiende a Dios, pero no me da dinero. No sé de dónde saca dinero para vivir, a mí no me ayuda y ni siquiera dormimos en la misma cama, duerme con mi marido, dice que lo importante es rezar. Ayúdenme Reyes Magos en la fiesta de este año. Les manda un beso y un abrazo de su hija Mona”.

Vean, niños, adolescentes y jóvenes cómo es el mundo en que vivimos. Si les escribí cómo era la vida de Mona, sepan que así viven muchas personas. Por eso: Respeten y obedezcan a sus padres y superiores. Tendrán la vida que ustedes hagan. Estudien, vean las cualidades que tienen, no le tengan miedo a nadie y a nada. No le echen la culpa a nadie, mejor vean de qué son culpables.

Se el primero en comentar en "Ya vienen los Reyes Magos"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.