Visitan Colima viajeros que le dan la vuelta al mundo


Anilú Salazar.-

Hace 10 meses, los amigos Mariano Albornoz y Nicolás Alejandro Sequeira, salieron en moto del Barrio de Saavedra, en Buenos Aires, Argentina, para darle la vuelta al mundo; ahora, después de tantos kilómetros recorridos y países; de cruzar desiertos y selvas, están en Colima.

Aquí nos narraron sus peripecias, lo que han vivido en este tiempo y lo que piensan hacer en los siguientes meses que es cruzar el mar, aunque no saben hacia donde, tienen la mente abierta y quieren averiguar a donde los lleva esta aventura.

En Acapulco, Mariano y Nicolás se encontraron con otro argentino que viaja en moto desde hace un año y medio, Marco Sosa, y los tres llegaron a Colima juntos, después de haber estado en Puerto Vallarta.

En Colima fueron recibidos por el Motoclub “Malechores”, que encabeza José Alberto Ramos Puente “Coyote”, quienes les han brindado su hospitalidad durante el paso por esta ciudad, ya que “es una hermandad; hoy por ti, mañana por mí” el compartir la pasión por la moto.

En la entrevista, Mariano Albornoz platicó que dejó su trabajo de mensajero y repartidor de pizza para hacer realidad su sueño de viajar,  junto con su amigo Nicolás, quien dejó un empleo de cartografía en GPS y partieron a la aventura sin el apuro del tiempo, van a donde los lleve la moto.

“Si vos nos preguntas dónde van a estar en una semana, no lo sabemos. Hay una idea, pero no hay un tiempo”, dijo.

Los amigos tienen el proyecto de hacer un documental después de concluir su viaje, para lo cual van registrando toda su travesía, la gente y los lugares que conocen.

Indicaron que ocupan la ayuda, aunque sea mínima, de quienes simpatizan con ellos, ya que no cuentan con ningún tipo de patrocinio, sino dependen de la ayuda de la gente y de lo que trabajan y hacen en los lugares que van visitando.

Quienes deseen conocer más de su viaje, pueden visitar la pagina web www.lavuetaenmoto.com.

Refirieron que escucharon mucha historias de inseguridad en Michoacán, pero atravesaron el estado sin problemas, pero eso sí, admirando las muchas playas bonitas que existen.

Por su parte, Marco Sosa refirió que hace 3 años y medio tuvo un accidente en el que casi pierde la vida, en moto, “Dios hace las cosas por una cuestión, que tienen que pasar por algo. Me sobrepuse, estoy bien, y comprendí que si no me esforzaba por cumplir los sueños de mi vida, no lo iba a ser nadie por mí”.

Marco está rodando desde Argentina a México hace un año y medio, ha atravesado 14 países, y tiene como meta en tres meses llegar a Alaska “hasta donde no se pueda rodar más; hasta donde no hay carretera. Al fin del mundo, literalmente porque no hay nada más”.

“La misma persona que salió de su casa hace año y medio, no es la misma que va a volver el día que regrese”, dijo.

En Argentina a Marco lo espera su hijo de 11 años, a quien le enseñará el mensaje más importante de su viaje: “Que uno nunca se da cuenta de lo que es capaz de hacer, hasta que uno intenta hacerlo”.