Virgilio Mendoza de alcalde promotor a gobernador educador

Mayahuel Hurtado Ortiz. | Foto: Especial

Virgilio Mendoza Amezcua es, por mucho, el alcalde que inició los programas de apoyo a la educación más importantes y completos de los que se tenga registro, ya que hablar de este tema va mucho más allá de referir uniformes y calzado escolar. La primera etapa consistió en dotar de uniformes a los alumnos de Educación Básica, en ese entonces eran de preescolar, primaria, secundaria y telesecundaria, estrategia que garantizaba dar trabajo a las empresas textiles de Manzanillo; posteriormente se incluyó a los estudiantes de bachillerato y telebachilleratos, además de las escuelas deportivas y aquellas que se enfocan al baile folclórico.

Virgilio Mendoza tuvo la visión de ir más allá y a pesar de que no era su obligación, asumió el mandato constitucional con suma responsabilidad y empatía, y le entró con todo a brindar diversos apoyos para el sector educativo del municipio de Manzanillo.

 Puedo citar pago de intendentes en escuelas que no cuentan con el personal, en ese entonces los padres de familia tenían que hacer guardias para mantener limpias las escuelas; pero también recuerdo los desayunos escolares en zonas de alta marginación, apoyos para contar con el vital líquido y se realizar reparaciones sin costo alguno para los planteles, debido a que en muchos casos las escuelas tenían un olvido de los gobiernos estatales, y para ello en algunas se construyeron baños, en otras desayunadores, algunas más techumbres y se rehabilitaron espacios para el deporte y la recreación artística, sin olvidar el proyecto de la casa del estudiante que benefició a cientos de alumnos con necesidades económicas que los limitaban para seguir estudiando.

La apuesta fue creciendo y los apoyos fueron haciendo equipo con Gabriela Benavides Cobos, consistentes en becas para estudiantes, quienes a través de sus padres recibían un cheque para invertirlo en la educación de sus hijos; recordar además el apoyo para compra de materiales deportivos, transporte para acudir a eventos deportivos y culturales, además del transporte escolar gratuito para las zonas marginadas y rurales, entre muchos programas que fueron creados para garantizar el acceso a una educación digna y equitativa.

Por eso que a nadie se le olvide que la educación en el municipio fue una durante las administraciones de Virgilio Mendoza, Gabriela Benavides y Enrique García. Si este modelo se aplicará a nivel estatal se garantiza una educación para todos, equitativa e incluyente, y es importante detenernos a realizar una reflexión sobre el tema, el desarrollo de una región, entidad o nación parten de tener a la educación como uno de sus ejes principales de gobierno. Los candidatos podrán proponer, diseñar y prometer, pero el único que cuenta con la experiencia y los hechos es sin duda Mendoza Amezcua.

INDIRA VIZCAÍNO mostró un crecimiento muy acelerado con respecto a los demás candidatos, sin embargo hay que tener las lecturas adecuadas porque, por una parte, el ir en el puntero es una muy buena noticia, encabezar las encuestas en una elección al gobierno del estado es música para los oídos de cualquier candidato, pero al mismo tiempo lo expone de más, es decir, lo hace blanco perfecto para que inicien estrategias mediáticas, unas de contraste de propuestas, proyectos y discursos, pero hay otras que son de desgaste, de golpeteo y que rayan en la violencia de género y la violencia política, es ahí donde se debe valorar la estrategia de avance de la candidata, y aunque sabemos que Vizcaíno Silva es experta en defensa mediática, no se engancha y es firme en sus respuestas y avanza, sí se ha comenzado a intensificar los ataques para intentar desgastar su imagen y restarle algunos puntos porcentuales de las encuestas.

Vemos espectaculares como el que dice: “Dirá que no es del PRI”… mismo que no ha sido sancionado por el Instituto Electoral del Estado de Colima, y que a decir verdad es una clara expresión de violencia política, aunque la frase esté bien maquillada.

Esta semana fue más intensa en cuanto a los ataques hacia la candidata y vemos memes, publicaciones y declaraciones fuertes del candidato de Movimiento Ciudadano, Leoncio Morán, quién aseguró que Indira representa el retroceso, que es del PRI, que está de alguna manera identificada con el tema de la corrupción y va subiendo de tono el discurso y aunque sabemos que Locho Morán es un candidato aguerrido, viene la pregunta más importante ¿De aquí en adelante será así la estrategia mediática? ¿Tendremos un árbitro permisivo o respetuoso y responsable de las reglas del juego? Y es que, amable lector, lectora, estamos hastiados de tanta guerra sucia y lodazal que se utiliza cada campaña, que sería muy bueno se fijaran nuevas condiciones para así demostrar carácter y desacuerdos, pero que estos no sean considerados expresiones denostativas o violentas.

Ya hemos vivido demasiado con la pandemia como para seguir en esa dinámica de la desacreditacion. Aún le queda tiempo a esta elección, apretar tuercas y cerrar fi las, pero con respeto a la ley y a las y los candidatos, sin violencia, con propuestas. Evolucionemos a ser mejores espectadores del Partido Electoral que se celebra cada seis y tres años, esas guerritas del desgaste, son parte de estrategias añejas, las redes sociales, los portales de Internet y los medios de comunicación jugarán un papel determinante para ello.

Y si se va a acreditar corrupción, deshonestidad, o simulación, que sea con evidencias contundentes, por aquello del dicho al hecho. Al tiempo.