Viable, desalinizar agua en Manzanillo

Esta opción ya es una realidad en lugares como Quintana Roo, parte norte de Sinaloa y Sonora, dice Óscar Ávalos, candidato a diputado federal. | Foto: Especial

Terminaría carencia

Desalinizar el agua del mar es una opción viable para resolver el problema de abasto y evitar la sobreexplotación de los pozos profundos del vital líquido de Armería que surten al municipio, afirmó Óscar Ávalos Verdugo, candidato a diputado federal por el segundo distrito.

Empezar a desalinizar agua del océano es una alternativa posible y rentable para la ciudad de Manzanillo toda vez que debe costar sobre $1.50 un metro cúbico de agua desalinizada, “y esto lógicamente lo vuelve viable, porque no hay agua más cara que la que no se tiene”, asentó.

Esta opción, aseguró, ya es una realidad en lugares como Quintana Roo; en la parte norte de Sinaloa y Sonora, en donde el agua que utilizan para uso doméstico es del mar.

“Hay que apostarle al tema del desarrollo de investigación, hay otros lugares en el país, próximos al mar, como es el caso de Manzanillo, en donde si bien es cierto en un principio desalinizar era costoso, hoy no lo es tanto. Los primeros celulares eran muy costosos, hoy los precios son más accesibles; lo mismo pasa con los equipos purificadores del agua”, sentenció.

POZOS PROFUNDOS SON INVIABLES EN MANZANILLO

El ingeniero Ávalos Verdugo, explicó que aunque hay algunas perforaciones mínimas en Manzanillo, debido a que la parte salina es muy superficial, todos los pozos sufren una infiltración salina a pocos metros de ser perforados.

“Mientras más próximo estés al mar, la infusión salina es más marcada y esto con el tiempo hace que los pozos se vuelvan inviables e inseguros. Yo puedo perforar un pozo aquí en Manzanillo y no tengo la certeza en cuánto tiempo muy corto se me puede contaminar por infiltración salina. Lo anterior hace obligado traer agua de lugares más seguros, que garanticen una mejor calidad del agua.

El candidato a diputado federal insistió en que desalinizar agua para Manzanillo, sería una inversión que los habitantes merecen, sobre todo por el servicio económico que el puerto otorga al estado y al país