Un solo donador salvaría 9 vidas


Anilú Salazar Mejía.-

En el Estado podría tenerse un donador de órganos por semana y beneficiar con ello a 8 o 9 personas que están esperando un trasplante, sin embargo esa oportunidad no se presenta más que muy pocas veces al año.

Así lo expresó el secretario de Salud, Agustín Lara Esqueda, quien comentó desafortunadamente es aun poca la cultura de la donación de órganos y se desaprovechan muchas oportunidades de vida que hubieran podido beneficiar la salud de a jóvenes, mujeres y hombres que están en una lista de espera.

Indicó que cada semana, en el Hospital Regional Universitario, se presenta al menos un caso de muerte cerebral, sin embargo los familiares no aprueban la donación de órganos porque piensan que en cualquier momento puede despertar y volver a ser él mismo.

Sostuvo que hay desconocimiento de lo que es la muerte cerebral, ya que a la población no le queda claro: “Porque el paciente se ve respirando, de vez en cuando hace movimientos pero que no tienen que ver con una autonomía y eso les permite creer que puede llegar una vara mágica y reestablecer los órganos y salvar al familiar”.

Por lo anterior, dijo, tienen el objetivo de convencer a los pacientes y explicarles qué es la muerte cerebral, ya que para la ciudadanía, “un corazón que late, es una persona viva”.

El año pasado, el Congreso del Estado aprobó una ley impulsando la donación de órganos, sin embargo es un tema que se espera evolucionar para que próximamente, en 15 o 20 años, toda la población pueda pensar que es posible cambiar cualquier órgano.

“Independientemente de la tecnología que va aumentando, tarde o temprano nos va a llevar, lo digo como un sentido figurado, como ‘una tienda de órganos’ en donde uno pudiera ir reemplazando y mejorar la esperanza y calidad de vida”.

Las principales causas de muerte cerebral, son a raíz de accidentes.