Tres viaductos en San Pedrito


Carlos Valdez Ramírez.-

Para agilizar el tráfico vehicular, en el tramo donde el tren habrá de introducirse al túnel sobre la Avenida Niños Héroes, existe un proyecto integral que contempla la construcción de un paso a desnivel de tres viaductos a la altura de la rotonda de San Pedrito, mediante un sistema vial que habrá de ofrecer accesos directos y rápidos al Centro Histórico, otro para a la zona de Santiago y un último sobre la Avenida Teniente Azueta, para conectar a la Administración Portuaria Integral de Manzanillo (colonia Burócratas).

Los viaductos que fueron diseñados dan la impresión de ser una ciudad moderna, que permitirá conectarse por todo el puerto de manera rápida. Una de las rampas iniciará en la glorieta de Las Gaviotas, frente al mercado de Pescadores y llevará el flujo vehicular hacia la zona hotelera; mientras que en la zona de San Pedrito se está construyendo una rampa que conectará con una rama hacia el Centro Histórico.

Aclaró que otra de las rampas tendrá su ingreso por la calle Hospital, en la Burócratas, por detrás de la glorieta hacia el Sector 7 (San Pedrito), esta viene de la zona hotelera y descargará todo el flujo vehicular por donde estaba la Capilla de los Tramitadores, en la calle Teniente Azueta.

Lo anterior fue informado por el director de Obras Públicas del ayuntamiento, ingeniero Fernando de Jesús Brizuela Gudiño, en entrevista exclusiva a EL NOTICIERO DE MANZANILLO, destacando que con estos viaductos la problemática vehicular quedaría resuelta, impidiendo que se interrumpa (haciendo que el paso de los automóviles de manera sea ágil y eficiente.

En cuanto a que si el tren seguiría siendo un problema para los porteños, destacó el entrevistado que ese asunto también ya quedó resuelto, ya que el ferrocarril atravesaría la Avenida Niños Héroes a ras de suelo para internarse en el túnel, mientras que el tráfico vehicular transitará libremente sin semáforos ni obstáculos en una vía rápida mediante los tres viaductos de este ambicioso y moderno proyecto.

El funcionario fue lo suficientemente explícito, en el sentido de que se han tomado todas las posibles eventualidades de algún accidente en estas vialidades, lo cual de ninguna manera paralizaría a la ciudad, porque se abrirían los muros de compuerta en que convergen el tren y uno de los viaductos, ya que habrá compuertas que permanecerán cerradas en la parte inferior y sólo se usarán en caso de contingencia.

El funcionario refirió que con este proyecto se resolverá en su totalidad los conflictos que el paso del tren provocaba, tras la eliminación de los cinco cruces que tiene el Centro Histórico.

Abundó que había algunos problemas que quedaban pendientes, como lo es el caso de una calle que no salía a ninguna parte y que en las mesas de trabajo que se realizan con comerciantes y la SCT, se buscó la manera de poner un retorno para que se pudieran utilizar las vialidades alternas, que serían de baja velocidad, lo que permitirá que la vialidad continúe fluyendo sin interrupciones, concluyó.