Tapalpa y Manzanillo, enlazados por las esculturas de Sebastián

Una réplica del proyecto original de Los Arcos del Tercer Milenio (inconclusa en Guadalajara) se encuentra en Tapalpa. | Foto: Especial

Lo que anteriormente fue una caballeriza y un jardín en ruinas de la Casa de Cultura municipal de Tapalpa ahora es un área arbolada con andadores donde se observan esculturas. Se trata del jardín principal del pueblo mágico, que tiene patrocinio directo de Don Carlos Álvarez del Castillo, dueño del periódico El Informador de Guadalajara, quien se comprometió a que cada cierto tiempo se cambien las esculturas del parque.

Al igual que Colima y Manzanillo, este Jardín Escultórico destaca por la compilación de diversas piezas del escultor Sebastián. Ahí se exhibe la maqueta original de los Arcos del Tercer Milenio, la monumental y grandilocuente escultura de la ciudad de Guadalajara.

En este parque se llevó a cabo la exposición “Obsesiones de Luvina y Comala”, en referencia a la obra de Juan Rulfo, autor que une a los pueblos de Colima y Jalisco en su literatura.

Otra de las esculturas que pueden presenciar los visitantes es la que representa la Unión, obra también del escultor Sebastián. También hay una escultura que muestra una figura humana, realizada por un artista cubano y adquirida por Don Carlos Álvarez del Castillo. Se encontraba originalmente en la Hacienda La Puerta, ubicada a 4 kilómetros del pueblo, después fue reubicada en el jardín para que la gente tuviera la oportunidad de apreciarla.

Este pueblo es sede del Festival de la Luna llevado a cabo en octubre, que poco a poco forma una tradición anual, donde impera la cultura, la artesanía y la gastronomía de la población.