Vida







La amistad

El camino de la vida es como un viaje en tren, van subiendo y bajando distintas personas con las que se van creando diversos vínculos. Con algunos creemos que esos vínculos permanecerán siempre y de pronto se bajan del tren. Hay que agradecer lo que se vivió y se aprendió. Con otros, los lazos se van haciendo más resistentes y permanecen. Hay que reconocer los tipos de relación para invertir el esfuerzo en las que seguirán y no quedarse en las que se quieren tener a como dé lugar, sin que haya la misma respuesta del otro lado.