Regulación



Regular a las redes sociales

El derecho a la libre expresión debe confrontarse también con el derecho a la verdad y no solo con el derecho de propiedad de que hacen uso los propietarios y administradores de las redes, todos aluden a sus derechos y ninguno a sus límites. Demandar que no existan límites, ya sea impuestos por el ejercicio de otro derecho o por cuestiones culturales o éticas, es irresponsable y rompe reglas de convivencia. Siendo las redes sociales un fenómeno social emergente, su funcionamiento debe también tener límites y éstos normarse. El conflicto de derechos solo puede ser resuelto por el derecho mismo y por hoy, las redes son un territorio salvaje, sin límites, lo que puede hacer que la sociedad caiga en el desconcierto, o en el radical delirio del fanatismo.


EDITORIAL | Que no escale más el problema

Entendemos que haya necesidad de regulación y que no hay normativa para los mototaxis, pero tampoco se debe criminalizar la búsqueda del sustento y mucho menos en medio de una pandemia que está afectando a los empleos formales e informales por igual. Es necesario que el Gobierno del Estado y particularmente la Secretaría de Movilidad y las autoridades de Vialidad tomen cartas en el asunto directamente para evitar que el problema escale al nivel de una tragedia.