Sujeto burla seguridad de la presidencia de Tecomán


Luis Alberto de la Mora.-

Una persona entró a las oficinas de la presidencia municipal, en Tecomán, cerca de las 9:00 de la noche del martes para hacer sus necesidades en la Dirección de Obras Públicas, donde dejó un completo desastre en el piso, computadoras y muebles del lugar. Los policías que vigilaban el edificio cuando ocurrió el incidente fueron arrestados.

Según personal del ayuntamiento, fue hasta las 9:00 de la mañana de ayer miércoles cuando personal de limpieza se dio cuenta del suceso.

El titular de Servicios Públicos, Gildardo Alvarez Pulido, declaró que el desastre no sólo se presentó en esta dirección, sino que “de acuerdo a lo que se ha estado investigando, esta persona ingresó a otros espacios más después de las 9:00 de la noche”.

En su dependencia, agregó, ingresaron y “dejaron excremento en las computadoras, que reportó la trabajadora sindicalizada y al parecer la gente que hizo esto entró, llegó a más oficinas y probablemente hizo otras cosas”.

Detalló que los trabajos de la comuna finalizan oficialmente a las 3:00 de la tarde y en ocasiones el personal se queda varias horas después para finalizar o adelantar trabajos, sin embargo no hubo testigos del hecho o quienes pudieran identificar al responsable.

Fue hasta la tarde del miércoles cuando se pudo conocer las características del autor de esa sucia escena. Asimismo, Alvarez Pulido comentó que la presidencia municipal es un edificio de libre acceso para la ciudadanía, por lo que “es complicado que estés limitándole el acceso a la gente”.

Informó que detuvieron sólo a los dos policías responsables de la vigilancia del lugar, quienes fueron arrestados, ya que la situación fue crítica considerando que el alcalde Héctor Vázquez Montes se encontraba en su despacho cuando ocurrió el incidente.

“La Dirección de Seguridad Pública está investigando, es un hecho que se deriva de una persona que no tiene bien sus facultades por los datos que tenemos”. Parte del reporte indica que la persona podría haber robado material, pues en el inventario falta una cámara fotográfica.