Sucesión Colima: Empate técnico

Palacio de Gobierno de Colima | Foto: EspecialPalacio de Gobierno de Colima | Foto: Especial

COLUMNA: Tarea Pública

La empresa Massive Caller, con sede en Monterrey e identificada hipotéticamente con intereses panistas, difundió recién una encuesta en el matutino Ecos de la Costa sobre preferencias ciudadanas en Colima de cara a la elección del 2021.Y hace apenas unos días colocó en otro estudio al alcalde Leoncio Morán como el quinto mejor valorado en el país. Culminó diciendo, en otro ejercicio, que el alcalde capitalino Leoncio Morán, si las elecciones fueran hoy, ganaría la gubernatura.

El primero de los dos estudios confirma resultados de otras tareas demoscópicas anteriores, en los que citó posiciones similares en relación a la competencia entre dos fuertes aspirantes: el alcalde citado y la delegada del gobierno federal Indira Vizcaíno. “Ambos estarían en empate técnico, puesto que LM alcanzaría en este momento 36.6 de las preferencias e IV el 38.7 por ciento”. Sus competidores más cercanos están lejanos de ellos. Eso, hasta hoy. Pero póngale el ojo a quien el Pri presenta como uno de sus posibles aliados, Virgilio Mendoza, quien siendo del PVEM ahora aparece con un 25% y una desconocida, Anita Beltrán Peralta, con un increíble 22%. Aquí, con este dato, como que el estudio se retuerce. Y entre los no tan altos en preferencias de la medición, el rector Eduardo Hernández, Felipe Cruz y Joel Padilla. A ver si repuntan.

Estimó el análisis un dato muy especial: LM creció espectacularmente hasta 8 puntos porcentuales e IV solo un 0.6. ¿Se estará fraguando en esta carrera un despunte de LM similar al de los atletas que, guardándose energías vigilando el paso de los rivales, de pronto rebasan y ganan o Morena multiplicará esfuerzos, agrandará preferencias y no le dará una oportunidad siquiera mínima a LM? Solo el tiempo lo dirá.

Léase también que Morena aparece muy fuerte como movimiento/partido con un 40 por ciento. Es probable que esa presencia no mengüe al paso del tiempo y que se replique en Colima en la elección del 2021 dada la aceptación del gobierno de López Obrador. ¿Y entonces, estaríamos ya ante una situación cantada?

No lo creo, ese estudio refleja una situación momentánea y no advierte, por supuesto, lo que pueda pasar más adelante, como por ejemplo que se agarren del chongo todos los que aspiran por Morena y le dejen el plato servido a otros, por no decir a Leoncio principalmente. Nada igual será lo de hoy respecto a mañana. Las alianzas moverán fuertemente el tablero de competencia, o los que aparecen hoy muy fuertes quizás cometan errores o sean sometidos a averiguaciones de ley.Todo puede pasar. El año que viene será el de la filtración de expedientes comprometedores para algunos. O quizás, en alguno de los casos, habrá aspirantes que no puedan cumplir con sus gobernados pues, decidido como es, Amlo no fortalecerá a quienes considere rivales para las gubernaturas, como en el caso Colima, en el que el alcalde LM ha insistido con sus gestiones para hacer obra pública y reparar la carpeta asfáltica de la ciudad que luce destruida como si estuviéramos en guerra. La respuesta de Amlo ha sido: cero recursos para el Ayuntamiento de Colima. Aún con tal negativa, Leoncio se vacuna con su gestión en este rubro y trabaja en dos vías: primero en favor de los ciudadanos y, en consecuencia, en beneficio político propio.

Volviendo a la encuesta, LM aparece como el más resuelto aspirante a suceder a Nacho Peralta: “He buscado un cambioen Colima y lucharé por él, en el momento que tenga que hacerlo. Al final, son los ciudadanos los que tendrán la última palabra”. Respecto a posibles alianzas de su partido MC, dijo que no las buscará porque “están muy desgastados los partidos políticos”.

Respecto a la competidora puntera, IV, hay la incógnita sobre la investigación y los resultados que se hagan en el caso Altozano, si es que se hace. El silencio de la Fiscalía es sintomático de la posición gubernamental, no se le ven ganas. Sus rivales, muy incisivos, aprovecharán la falta de respuesta (de la Fiscalía estatal) para demeritarla poco a poco y sembrar dudas sobre su credibilidad como política confiable. Es obvio que la política de Buenavista no se quedará de brazos cruzados. Reitero: comenzó campaña con su iniciativa “Indilovers”, y pidió “serenarse” a sus adversarios un tanto sarcásticamente.

Por el bien de Colima, los actores gubernamentales que atiendan legalmente ese asunto—Caso Altozano— tienen que conducirse en el marco de la legalidad, abstenerse deformas incorrectas para hacer creer que hay delitos donde no los hay o en su caso seguir las averiguaciones hasta su esclarecimiento final, sean cuales fueren los resultados. Las autoridades han de actuar justicieramente, ganar confianza ante los ciudadanos ya que no son infrecuentes los arreglos políticos que suelen dañar la justicia y la moral de actores para minar o eliminar rivales. La verdad ha de andar desnuda hasta que reluzca, como dijo un día el ilustre Andrés Serra Rojas.

Tarea Pública continuará ocupándose de la temática sucesoria periódicamente porque es del máximo interés para todos. Ante la poca información que hay, es positivo que se elaboren estudios y se compartan para que los ciudadanos accedan a elementos de juicio que contribuyan a una toma de conciencia cabal, pero teniendo cuidado sobre las intenciones reales y la claridad de esos ejercicios. Y que no se diga que es temprano aún para comentar estos temas. Entre más se analice la problemática social y se sepa quién es quién en la baraja sucesoria, se genera un mejor ambiente para la democracia.