Sin buena planeación, puerto Cuyutlán podría ser un viacrucis


Se trata de una buena opción para el desahogo de operaciones, señala ejecutivo

 

Francisco Hernández Negrete

 

El proyecto de ampliación del puerto de Manzanillo hacia la Laguna de Cuyutlán podría ser una buena opción para el desahogo de operaciones; sin embargo, si el fantasma de la mala planeación perdura hasta ese entonces, será nuevamente un viacrucis para transportistas, agentes aduanales, terminales y personal de la propia aduana la liberación de cargas del recinto portuario, afirmó Mariano Aguilar, ejecutivo de la empresa Importaciones y Exportaciones Oceánicas.

Mencionó que hoy en día, dado su limitado espacio físico y la alta demanda que tiene, la Aduana de Manzanillo es un lugar complicado para manejar el volumen de contenedores que crece año con año. “Se han intentado esquemas para un despacho más expedito, pero terminan por no cuajar o mueren en el olvido por cambios en la administración federal como lo fue la marca de calidad en las mercancías perecederas, limitando la celeridad de los despachos aduanales especialmente en cargas sobredimensionadas”.

Detalló que la Aduana de Manzanillo presenta dos rutas para acceso y salida de la carga de comercio exterior, dos edificios de aduana, dos zonas de plataforma y dos áreas de medios no intrusivos, una de ellas está en la Zona Norte del puerto  que es Contecon y una más en la zona de San Pedrito que, por cierto, es la que concentra más cantidad de terminales como son: Ocupa, Timsa, SSA México, Cemex, Friman, Corporación Multimodal, entre otras.

Agregó que ambas zonas, presentan distintas dimensiones para permitir la salida de carga con sobredimensión, donde también el personal de la Aduana es limitado y por ello, de alguna forma se restringe la cantidad de salida de vehículos por día, porque no es posible que las 24 horas  salga equipo con sobredimensión ya que ello derivaría en el desquiciamiento del tráfico de la Ruta Fiscal.

Finalmente, precisó que el problema existe y “la falta de infraestructura adecuada obliga a la creatividad de los distintos actores que intervienen en el proceso a sortear las dificultades que se generan, debido a la mala planeación logística-urbana”, puntualizó.

Se el primero en comentar en "Sin buena planeación, puerto Cuyutlán podría ser un viacrucis"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.