Seminario, incorporado a la Unam y la SEP


Sergio Yuval García

El Bachillerato de Ciencias y Humanidades, José Amador Velasco, mejor conocido como Seminario Menor, está incorporado a la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) y la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que el egresado tiene la posibilidad de seguir su vocación o continuar con sus estudios en carreras de la Universidad de Colima.

Lo anterior lo dio a conocer el sacerdote Jesús Mendoza, quien agregó que existen las facilidades que otorgan tanto la SEP como la Universidad de Colima son igualatorias a cualquier plantel académico, siempre y cuando se cumplan con los requisitos de la facultad donde deseen continuar.

En ese sentido comentó que el padre José Flores Velazco, quien coordina el Pastoral vocacional, visitó parroquias para dar información a los jóvenes sobre el programa educativo, en el cual muchos de ellos han mostrado interés en ingresar.

Explicó que los requisitos para la inscripción son: Terminación de secundaria, promedio de 8.5, carta recomendación del párroco, audiencia de los padres y aprobar los exámenes.

Comentó que como en todas las instituciones educativas, el Seminario de Colima tendrá la celebración de la ceremonia de Clausura, evento que se realizará en el campus de El Cóbano, el próximo sábado 28, del presente, con la participación del obispo Marcelino Hernández Rodríguez, quien ofrecerá la eucaristía del fin de cursos y el Pbro. Gabriel Mondragon Campos, rector del Seminario quien entregará las calificaciones.

“Muchos del alumnado se irá de vacaciones, otros continuaran sus estudios en México en la Universidad Pontificia de México y otros se van a las parroquias a reforzar la pastoral, para que inicios de septiembre inicien el nuevo ciclo 2014-2015”, dijo.

Finalmente comentó que el presbiterio diocesano se reunió el día de ayer en la casa de espiritualidad de San José de Suchitlán con el objetivo de continuar con la formación permanente para el servicio pastoral que esperan los miembros de las comunidades, además de mostrarles a los jóvenes la vocación al sacerdocio, que implica, que les pide, que ofrece y que espera la gente de ellos.