Selección brasileña todavía no está lista, según Scolari


El seleccionador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, festejó la goleada de este martes ante Panamá por 4-0, pero admitió que su equipo todavía no alcanzó el nivel que le permitió conquistar la Copa Confederaciones en 2013.

“Falta un poco. No sé decir cuánto por ciento. Me gustó el segundo tiempo, creo que tuvo mucho más movimiento, más dominio de balón, más agilidad. No gusté de los 20 minutos iniciales”, afirmó “Felipao” en rueda de prensa tras el amistoso jugado en el estadio Serra Dourada, en la ciudad centroccidental de Goiania, a falta de nueve días para el debut en el Mundial de 2014.

Según el estratega, los fallos presentados por su equipo podrían haber llevado a un resultado distinto, en caso de que el adversario hubiese logrado sacar provecho de los errores.

“En los primeros 15 o 20 minutos, la conexión entre defensa y mediocampo no estaba bien. No funcionó y, si el rival fuese mejor, el resultado podría haber sido distinto. Después hemos mejorado”, reconoció Scolari aunque justificó: “pero hay que tener en cuenta que este grupo jugó junto por última vez hace como tres meses, y sólo entrenó por siete días”.

Scolari confirmó que la orientación dada al equipo era ir encima del rival desde el inicio del juego pero esto no resultó: “Estábamos mal distribuidos en el campo por alguna razón y se pudo hacer lo que siempre hacemos, aunque lo logramos después”.

El entrenador aseguró que espera que sus pupilos mantengan y mejoren el ritmo demostrado en el segundo tiempo con Panamá, en el amistoso del viernes ante Serbia, en Sao Paulo, el último antes de debutar ante Croacia por el Grupo A del Mundial, el 12 de junio.

Preguntado si pretende preservar a algún jugador, el viernes, “Felipao” negó y afirmó que alineará a todos sus titulares para darles ritmo de juego. Agregó que los atletas, incluso Thiago Silva y Paulinho, que no juegan hoy, están en buenas condiciones y no necesitan descansar sino estar listos para el partido inaugural.

“La idea es que podamos colocar en la cancha el viernes todo el equipo que será titular en el partido con Croacia”, enfatizó.

Respecto a Neymar, quien estuvo de baja en el Barcelona, recuperándose de una lesión en el pie y pese a brillar hoy dijo que aún no está al 100 por ciento, Scolari fue tajante: “Neymar lo estaba siendo (reservado) en su equipo (el Barcelona) porque estaba lesionado. Pero hoy, incluso tras recibir una tarjeta amarilla, lo dejé en la cancha 90 minutos porque necesita ritmo, tiene que jugar”.

Ante una pregunta sobre si el joven astro de la selección que fue la “figura” del equipo hoy al anotar el primer gol y dar asistencias a otros dos, sigue sorprendiéndole, contestó que “Neymar a cada día tiene una jugada diferente e improvisa muy bien y muy rápido. Cualquier entrenador lo elogiaría y se sorprendería siempre con sus cosas nuevas”.