Se perderían 45 mil empleos si prohíben corridas de toros

Imagen ilustrativa de la taurmaquia | foto: especial

El gobierno se está dejando influenciar por la mala información de anti-taurinos, afirman

Villa de Álvarez, Col.- Mediante sondeo, expertos en la fiesta brava coincidir en señalar que al pretender prohibir las corridas de toros, deben hacer minucioso análisis, ya que se perderían aproximadamente 45 mil empleos y la derrama económica que generan; dicen no tener nada en contra del gobierno federal, pero tal vez se están dejando llevar por la mala información de anti-taurinos.

Felipe Valle Ramírez: “Sería grave quitar de tajo las corridas de toros, una gran tradición, implica dejar sin trabajo a mucha gente, no tan sólo es el toro y el torero, hay empresarios, cerveceros, monosabios, publicistas y demás, existe una buena derrama económica muy fuerte en todos los aspectos y motor importante que genera muchos empleos directos e indirectos”.

Dijo pronunciarse a favor de que se conserve la tradición y recordó que desde año de 1970 le gusta la fiesta brava e inclusive, en compañía de sus amigos Cuauhtémoc Gaitán Cabrera, Alejandro Santana y otros más, iban a la Ciudad de México a la Plaza de Toros México a ver corridas de toros.

“Hay quienes van a la Ciudad de México al Estadio Azteca a ver jugar al América y muchos que van a Guadalajara al Estadio Akron a ver jugar a las Chivas, cuando hay oportunidad, yo voy a la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara, a Aguascalientes y a Autlán a ver lo que me gusta, las corridas de toros, el gobierno debe respetar las garantías y los Derechos Humanos, dejar a su libre albedrío lo que quiera ver y lo que pueda pagar”.

Expuso que, muchos dicen que las corridas de toros son sanguinarias, que las quieren quitar porque el toro sufre, porque lo pican, les ponen banderillas y lo matan, pero, no son los únicos animales que se matan, hay quienes han matado perros y gatos y hasta gallinas para comérselas, las langostas las matan y sufren bastante, si hablamos de sufrimiento, no me parecen que quiten las corridas de toros por unas circunstancias”.

Ernesto Brambila Rodríguez: “Yo no estoy de acuerdo en que se prohíban las corridas de toros, no tan sólo es hacer una encuesta y determinar que se acabe, se debe hacer una investigación profunda de que se trata, que es lo que rodea a las corridas de toros a ganaderías, ganaderos, toreros, vendedores de boletos, acarreadores de toros, vaqueros, no existe una estadística que tantas familias dependen de ellas, acabarías con mucho empleo”.

Comentó que la fiesta brava no es de hora, es antigua, ha generado infinidad de cosas, artistas, pintores, grandes películas, libros, novelas, “merece mis respetos el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, pero, yo no estoy de acuerdo en que se prohíba una fiesta de esa naturaleza”.

Mencionó que ha tenido la oportunidad de visitar varias ganaderías y la gente que tiene un toro de lidia es un aficionado de primer nivel y le cuesta mucho dinero, está mal asesorado el mandatario nacional, la fiesta brava la hace el toro no la hace el torero, es una idea aberrante, deben hacer un trabajo de campo, como le hace el ganadero para seleccionar a los astados, en ese sentido, en España los ganaderos son más mediáticos.

Del mismo modo, dijo que en México se habla mucho de anti taurinos pero en realidad no existen y si los hay, son minoría y no tienen idea de lo que son las corridas de toros y ni los recursos que genera.

“Tuve una experiencia en Irapuato, Guanajuato, se me acercó una joven con unas banderillas supuestamente encajadas para inconformarse por las corridas de toros, las luchas sociales son permitidas, vivimos en un país libre de expresión, respeté su ideal y le expliqué lo que conlleva la fiesta brava y le pedí respetar mi gusto por las corridas de toros”.

Alfredo Goicochea González, presidente de la Peña Taurina Gabriel León Polanco: “A lo largo de mucho tiempo nos hemos topado con este tipo de situaciones, con la gente anti taurina, en ocasiones tienen confundidos los términos, una cosa es ser anti taurinos y otra cosa es ser animalista, la sensibilidad de ser humano ha cambiado tanto que ahora prefiere tener a un animal doméstico qué a un niño, no se puede comprar a una mascota con un animal como un toro de lidia que son completamente diferentes las condiciones, pero, esa es la realidad”.

Expresó que en cuanto al embate que venimos sufriendo por parte de las líneas gubernamentales hacia el hecho de quitar las corridas de toros no hay fundamentos fuertes, los fundamentos principales que ellos manejan con términos fuera de lugar como la tortura, si ellos tuvieran un poco de literatura se pueden enterar más.

Precisó que la fiesta brava está arraigada desde hace cinco ciclos, produce aproximadamente 45 mil empleos fijos y semifijos, viven muchas familias de ella, los impuestos que genera se ven reflejados en la población y hay un beneficio.

Enfatizó que, el hecho de tener un aproximado de 272 ganaderías registradas en México, representan 85 mil hectáreas de pastoreo, al momento de perder el toro de lidia, se perderían estas zonas que son y guardan una biodiversidad inmensa, estas tierras se verían afectadas.

“Vamos a luchar y defender las tradiciones que tenemos y soportarlas con elementos reales que tenemos y no con falacias como ellos lo manejan, esto no es un movimiento social, es un movimiento político que se ha venido realizando hasta por gente extranjera, dicen que la fiesta brava no es mexicana, yo preguntaría que después de cinco siglos nuestro deporte nacional tampoco sería mexicano, ya que el caballo es español, hay que quitar el deporte nacional porque no les gusta, debemos de entender cómo se manejan las cosas”.

Óscar Gaitán Cabrera “El Buras”: Sobre el tema de prohibir las corridas de toros formales, consideró que, al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador lo tienen mal informado, deben presentar antes una iniciativa y hacer un buen análisis el por qué se quiere quitar la fiesta brava, se debe separar a los anti-taurinos de los ambientalistas, no se puede conjugar las dos cosas.

“Un animal que será toreado, desde antes de concebirlo es el que vive mejor en su vida desde antes de nacer porque el ganadero da protección ecológica, un animal se debe conservar en excelentes hectáreas, darle todo lo necesario de 40 a 50 animales se escogen 8 ó 10 que llegan al final”.

Comentó que, si hacen un diagnóstico, es más el beneficio que el perjuicio, pero, hay quienes se aprovechan de la situación política, deben de analizar lo que deja la mano de obra, “yo he dialogado con anti-taurinos, les hago precisiones y les hago saber que, quienes van a acabar con la fiesta brava no son ustedes, son los empresarios, ganaderos y toreros, hay quienes piden toros a modo y hay ganaderos que se prestan a ello”.

Reiteró que están mal informados, en Coahuila un gobernador prohibió las corridas de toros por desencuentros con un empresario y al llegar otro mandatario estatal, reactivan la fiesta brava, lo quieren utilizar como cheque de cambio y eso debe ser así. “Genera mucho empleo directo e indirecto, el vendedor de refrescos, boletos, ganaderos y demás.

“Yo la pasión por la fiesta brava la traigo desde la cuna, recientemente, acudí a la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara, no tiene impacto negativo a los niños, se los dejo a las autoridades, el tiempo dejará a cada quien en su lugar”.

Si se prohíben las corridas de toros, habrá pérdidas de miles de millones de pesos, desde el ganadero, la inseminación, cría, el que acarrea los astados, la compra de vehículos, banderillas, capotes, muletas hasta en las líneas de autobuses y aviones que trasladan a la gente.

“El sufrimiento de los animales no es arte, estamos mal, grandes personajes de la historia y el arte como Botero, Daly en torno a la fiesta brava que hay miles de libros, música, hay arte, hay someterlo en una balanza y ver lo que pesa más, el toro bravo no sirve ni para carne ni para leche, toros de cresta que tenían en los circos romanos se ha ido perfeccionando en la cría de esos animales, quienes tratar de prohibir la fiesta brava que no ha hecho un análisis de lo que significa”.

Mencionó que el toro de lidia muere peleando, no muere en un rastro de un mazazo, “yo estoy a favor de la fiesta brava y en la entidad colimense, Villa de Álvarez se caracteriza por tener espectaculares corridas de toros formales en la tradicional Plaza de Toros La Petatera”.