Se hunde lancha en El Tapo de Ventanas


Felipe Mendoza/Roberto Soberano.-

Padre e hijo de oficio pescadores identificados como Mario Regalado y Juan José Regalado, salvaron sus vidas de milagro, luego de que la lancha que tripulaban sucumbió en El Tapo de Ventanas, tras caerles encima dos olas gigantes.

El fatídico accidente que vivieron con padre e hijo, vecinos de El Valle de las Garzas,al ver cómo la pequeña panga de madera denominado “Verónica II” se hundía junto con ellos, fue alrededor de las 3:00 de la madrugada de ayer martes, pero gracias a la pericia que tienen como nadadores ante la fuerte marejada pudieron sobrevivir, dejando a la deriva tres trasmallos a la entrada del canal lo que puede ocasionar un accidente.

Cuando pudieron ponerse a salvo un taxista los auxilió llevándolos a sus casas y horas más tarde acudieron con la delegada de El Valle, Feliciana Arismendi, para solicitarle el apoyo con la intención de rescatar su embarcación junto con su equipo de pesca  que consistía en tres trasmallos de red para pescar con un alcance de 900 metros, los cuales quedaron a la deriva.

La delegada Arismendi, informó a este reportero que pidió el apoyo a la Capitanía de Puerto, sin embargo, la respuesta fue que no tenían equipo para poder rescatar tanto la embarcación y la red de pesca.

Por otro lado, mencionó que se pidió el apoyo a la autoridad municipal, a través del Lic.  Enrique Pérez, secretario particular del alcalde,  el cual les indicó que buscará el apoyo para esta familia de pescadores.

Mientras se realizaba la entrevista en el puente de Ventanas, se observó a un grupo de jóvenes que salían de una brecha del canal y traían cargando un motor de lancha, el cual los pescadores lo reconocieron de inmediato como el motor de la embarcación Veronica II, el cual  uno de los jóvenes dijo que se lo había encontrado buceando en el fondo del mar y decidió sacarlo, entregándoselo a sus propietarios.

Se hace un llamado a las autoridades marítimas, ya que el trasmallo de alrededor de 900 metros, se encuentra en la entrada del canal del Tapo de Ventanas y pueden poner en peligro las embarcaciones que pasan por la zona.