Salud: Continúa sin riesgos la población por actividad volcánica


De acuerdo a los reportes de los gases emitidos por la actividad del volcán de Colima y de la calidad del agua, así como de la opinión científica del Subcomité para Fenómeno Geológicos, hasta el momento sigue sin aumentar el riesgo para la salud de la población por la caída de ceniza volcánica, anunció la Secretaría de Salud, el Instituto para el Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Estado de Colima (Imades) y la Unidad Estatal de Protección Civil, en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La Unidad Estatal de PC informó que la actividad explosiva que ha registrado el Volcán de Colima en las últimas semanas es de baja a moderada intensidad, por lo que en términos comparativos, la energía liberada es 100 veces menor a las explosiones observadas en 2005, lo que disminuye el nivel de riesgo que pudieran representar para la seguridad y la salud de la población.

Por su parte, la Conagua dio a conocer que los criterios ecológicos de la calidad del agua no rebasan actualmente los límites permisibles para materiales pesados.

De la misma manera, el Imades indicó que los análisis efectuados a los gases emitidos por la actividad volcánica no superar los límites máximos permisibles que marcan las normas oficiales emitidas por la Secretaría de Salud en cuanto a los compuestos químicos, como son monóxido de carbono y bióxido de azufre y nitroso.

Servando de la Cruz, miembro del Subcomité para Fenómenos Geológicos e investigador de la UNAM, estableció que la ceniza volcánica causa problemas respiratorios porque las explosiones que se han registrado no han alcanzado a moler finamente el material volcánico.