Rousseff pide a brasileños recibir a turistas de forma “calurosa y respetuosa”


La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, pidió a la población que reciba de forma “calurosa, humana y respetuosa” a los turistas que lleguen al país para seguir el Mundial de fútbol, que se iniciará el 12 de junio con la presencia de 32 selecciones nacionales.

“Cuando visitamos otros países (durante los Mundiales) fuimos muy bien recibidos. Estoy segura de que los turistas se van a llevar aquí en Belo Horizonte, en su corazón, esa recepción calurosa, humana, respetuosa (…)”, aseguró el domingo la presidenta de Brasil en un acto en la ciudad de Belo Horizonte (capital regional de Minas Gerais, al sureste) y que es una de las 12 sedes del torneo.

La jefa de Estado se mostró convencida de que, pese a las criticas que hay en el país por el dinero público invertido en el evento, el Mundial mostrará a todo el mundo la “alegría”, la “fuerza” y el “civismo” de Brasil y se mostró confiada en que será una “fiesta”.

“Tengo la seguridad de que el Mundial va a ser una fiesta. Es fundamental que las personas, que son la mayoría de la población brasileña, tengan el derecho a disfrutar de esa gran fiesta que empieza la semana que viene”, dijo Rousseff.

El Mundial se iniciará el próximo día 12 con el partido que jugarán las selecciones de Brasil y Croacia en el estadio Arena Corinthians de Sao Paulo, y se clausurará el 13 de julio, con la final en el mítico Maracaná de Río de Janeiro.