Retacera Política


César Villalba A.

No cabe duda que hay refranes contundentes, como aquel de que el hombre pone y Dios dispone, sobre todo cuando se trata de algunos acontecimientos que, aunque se quisiera, no se pueden evitar ni hacer algo respecto.

Ejemplo: Aunque ya lo habían anunciado con una semana de anticipación, la cena del secretario de Desarrollo Económico se dio precisamente cuando la clase política, amigos y familiares velaban los restos del ex gobernador Carlos de la Madrid Virgen. Algunos llegaron a pensar que el evento desentonaba, por lo que hubo quienes propusieron que debiera haberse suspendido la cena como muestra de respeto para la familia el finado.

Sea como sea, el ágape de la Sefome de todas maneras se realizó con una aceptable concurrencia. Lo malo es que el lleno en los eventos y guateques políticos no siempre son garantía de nada ni se traducen en los apoyos.

Cuando leemos las declaraciones del dirigente de la Canacintra Colima, Emilio Carrillo Preciado, son interesantes, pues aparte de haber hecho propuestas que en materia de seguridad y justicia, han sido tomadas en cuenta; el “Acuerdo para la Seguridad y la Justicia” representa un activo insoslayable para las inversiones y, por ende, para la generación de más de empleos.

Y vaya que este muchacho representante de los industriales y transformadores no se contenta con brindar tales respaldos, sino también a la economía popular, al donar paquetes escolares junto con su equipo de trabajo, en varias colonias populares de Colima y la Villa.

Aparte de su carisma, Carrillo Preciado ni duda ostenta el perfil para ser representante popular. Ojalá le den chanza.

Que circula una revistita por ahí que ya solamente menciona y en ese orden, a quienes según son los factibles a la a la gubernatura de Colima: Federico Rangel, Kike Rojas Orozco, José Ignacio Peralta Sánchez, Mely Romero y Rogelio Rueda Sánchez.

Que como un hecho se da la nominación del diputado local priísta Oscar Valdovinos Anguiano para la Alcaldía de Colima. No hay otro y, en ese contexto, la nominación cae en la lógica del intenso y sostenido trabajo que ha venido desplegando no sólo en su actual encargo, sino en todos los que ha desempeñado a lo largo de su trayectoria político-administrativa.

Otro tanto podría decirse de los diputados Manuel Palacios (activo importantísimo para el PRI), Oscar Arias y el secretario del Ayuntamiento de Villa del Alvarez, Alfredo Chávez González, para las alcaldías de Minatitlán, Tecomán y este último municipio, respectivamente.

Que ya es un imperativo y categórico que pongan señales de baja velocidad (20 km) en las laterales del puente del Rey Colimán, ya que reportan vecinos que taxistas, flojos de última hora y hasta briagos, pasan a toda velocidad sin fijarse que son áreas peatonales, escolares y de familias.

Que pese a que no hay recursos a como se quisiera, el director del Iffecol, Agustín Morales, ya prepara unos festejos dignos, sobrios, seguros, alegres y sin duda, gratos para el pueblo de Colima, como son los deseos del gobernador, Mario Anguiano Moreno. Por cierto, el popular “Guty” resulta un cuadro interesante para su partido, el PRI, y, sin duda, habrá de sacarse la espinita para el año que entra. Tiene mucho camino por delante y el papel de la oposición en Comala está dejando mucho que desear.