Retacera política


César Villalba A.

Otra buena noticia, la cual se añade a las varias que ha hecho posible y concretado desde su llegada al Issste el delegado en Colima, el doctor José Guillermo Villa Godínez, nos bosqueja una obra de gran calado que, si otra cosa no sucede, verá la luz  antes de que concluya el presente año. La terminación de un sueño que ya flotaba en el aire y que, hasta ahora, es una realidad: el aprovechamiento integral de las instalaciones donde funcionó por décadas la tienda de dicha institución, precisamente a un costado de la clínica con hospital en su costado norte, en Lomas de Circunvalación. Y, hacer allí, canchas deportivas, biblioteca, salón para cursos, pláticas y conferencias todo para que los jubilados y pensionados tengan un lugar decoroso dónde realizar deporte y convivir con sus demás compañeros. Y es que fuera del centro de convivencia de la tercera edad, ubicado en el Parque Regional, algunas casas  de asistencia privadas o otra por ahí para el solaz de quienes han dejado su vida en el servicio público, no se había hecho algo parecido a este proyecto que con singular decisión y entrega, viene realizando la Delegación del Issste que preside en Colima el doctor Villa Godinez.

Aunque no fue de los llamados como “posible” por el CDE del tricolor, si cumple a cabalidad con los requisitos y el perfil profesional requerido tanto por el gobernador Mario Anguiano Moreno, como por el propio Pancho Anzar Herrera, si es que el galeno quisiera entrarle a la justa política, pues también tiene con qué. Ahora bien, cuántas veces no hemos encontrado a personas de la tercera edad, algunas de ellas ya solas y sin ningún respaldo familiar, sin tener a dónde ir, fuera de los lugares arriba citados, deambulando por jardines, calles, cafetines y otros, sin encontrar quién los escuche con paciencia y los atienda, o dónde puedan ejercitarse, pasarse la mañana leyendo y conviviendo con sus iguales. Porque al ver a un jubilado o pensionado sentado en alguna banca o caminando, muchas veces no se capta la verdadera dimensión de todo por lo que atraviesa, las horas desalentadoras de pasárselas solo o sola. Hasta que vuelven a emprender su incierto camino y sin un lugar fijo a dónde llegar, como si la colectividad, los “activos”, no les debieran nada,  por eso y más, que loable que ahora los jubilados y pensionados de la federación, vayan a tener un complejo en donde disfruten de una sana convivencia y en donde puedan sentirse indispensables, que todavía pueden desempeñar alguna actividad que los mantenga en la lucha del cotidiano vivir, cuántos de esos viejecitos no atraviesan por tales circunstancias, aquí en Colima. De ahí la enorme importancia de este proyecto que, a la vez, se ubica dentro de las políticas nacionales de atención a un sector que tanto ha dado a la sociedad como lo es el de la tercera edad.

Que sin duda alguna y de acuerdo a encuestas hechas en la Villa, aunque el secretario del Ayuntamiento Alfredo Chávez, es el más idóneo para ser el próximo abanderado priísta a la alcaldía de esa municipalidad, sí le falta un poco más de trabajo político, de “placeo” con los diversos sectores villanos… Al costo,  otros de los que andan imparables, son el dirigente del Panal, Alfredo Hernández Ramos, reestructurando y formando sus comisiones en todo el estado, con gente idónea y de liderazgo natural, todo con miras a los procesos que de hecho ya comenzaron y en donde está tomando fuerza vaya solo o en alianza con el PRI. Otros son los alcaldes de Colima y la Villa, profesor Federico Rangel Lozano y Enrique Rojas Orozco, el presidente magistrado del TEE, Julio César Marín Velázquez Cottier, quien incluso en plenas vacaciones y junto con su personal, ha venido trabajando en la resolución de varios asuntos (35) hechos por algunos partidos políticos; el presidente del PRI municipal, Juan Manuel Elisea, quien acaba de concluir sus cursos de verano para los niños de su demarcación y a quienes, seguramente, volverá a atender, pero ya desde un escaño  en el congreso local… Condenables y atroces, los bombardeos israelitas sobre civiles palestinos en la martirizada Franja de Gaza. Y nos horrorizamos de Hitler… Vaya con la humanidad y sus “aportes” a la felicidad humana… ¿Y el Vaticano?… Bien gracias.