Retacera Política


César Villalba A.-

Mientras hay políticos y funcionarios que andan en plena campaña, aun cuando la mera verdad no tengan más posibilidad que la de salir en los medios por los desayunos que andan ofreciendo, otros en silente labor cumplen con el desempeño para el cual fueron contratados o el pueblo los eligió.

Claro, también aspiran, como lo han manifestado, pero desde sus atalayas de trabajo y en la cual uno generalmente los encuentra. Entre otros, mencionaremos al secretario de Fomento Económico, Rafael Gutiérrez Villalobos, quien aun en los periodos de vacaciones y con su personal de asueto, se pone a atender el cúmulo de asuntos y peticiones que tienen que ver con la dependencia que tan atinadamente dirige, casi nada, la columna vertebral que da impulso al desarrollo económico de Colima.

Un pequeño ejemplo, hace días y como parte de las políticas impulsadas por el gobernador Mario Anguiano y dentro de las directrices trazadas por el presidente de México dentro de “Mover a México”, Gutiérrez Villalobos entregó en Quesería 74 créditos para igual número de microemprendedores, 65 de los cuales fueron para mujeres.

El programa “Grupos Productivos Me Late”, que impulsa este tipo de apoyos, tiene un presupuesto para ejercer de 185 mil pesos a fin de cumplir las directrices y metas de dichos programas. Lo que, multiplicado en los 10 municipios de la entidad, nos da una idea del esfuerzo tan grande y serio que viene haciendo don Rafa Gutiérrez en pro de su natal Colima.

Otros de este grupo de chambeadores selectos que aportan a Colima, son los diputados Manuel Palacios, Oscar Valdovinos Anguiano y Miguel Angel Aguayo López; Adalberto Zamarroni (Seder), Federico Rangel Lozano (alcalde de Colima), Kike Rojas y Alfredo Chávez (alcalde de la Villa y secretario), Guillermo Villa Godínez (delegado del Issste), Arturo Arias (Tecomán), Juan Manuel Elicea (dirigente municipal del PRI) y José Guillermo Rangel Lozano (titular de la SE).

Qué una buena de los diputados es que ahora las grúas sólo se llevarán autos cuyos conductores estén en estado “inconveniente”, palabrita que no precisa eso de inconveniente y que puede tener muchas acepciones e interpretaciones. Ya encarrerados, debieran de una vez, y creo que ningún diputado del partido que sea va a discrepar, unificar la licencia de conducir para auto y moto, que sirva en ambos casos. Esta es una iniciativa o planteamiento que ya se había hecho y debería rescatarse.