Relámpagos Filosóficos


Teodoro de San Buenaventura.-

Segunda y última parte

A manera de complemento de mi colaboración del día de ayer, podemos decir que con lo anterior logramos repartición de tierras, educación gratuita, servicios médicos, retomando la imagen y semejanza de Dios en un tres por ciento.

El predominante siete por ciento de nuestro ser diabólico, haciendo a un lado al clero, lo conserva el gobierno al mantener en la pobreza y la miseria a 50 millones de mexicanos, otro tanto de la clase media y tan sólo unos siete mil millones de ricos.

¿Por qué esta tremenda desigualdad? La triste verdad, los inhumanos e irracionales sueldazos mensuales que se autogestiona la alta jerarquía en los tres Poderes de la Unión de los tres niveles de gobierno que, solamente un “Sodoma-gorromazo” u otro diluvio”, podrá inducirnos a ser justos, practicando la justicia, y amorosos, practicando el amor.

Cosa curiosa y de dar risa. Nadie de quienes criticamos esta desgracia, si llegamos al poder, ha sido capaz de decir: A mí páguenme por mitad lo de mi sueldo para que lo ahorrado se invierta en fuentes de trabajo bien pagado para el pueblo jodido. Tse fini.