Relámpagos Filosóficos


Teodoro de San Buenaventura

¡Pitth, pitth, hey, hey, a ti te digo: Despierta!

No critiques a nadie. Procura tu propia pureza y predica con el ejemplo. Ten siempre presente lo que nos dejaron dicho Cristo Jesús, venerable Rabí de Galilea, y el insigne avatar del hipnotismo internacional, Samael Aun Weor: “Procura hacer tesoros en el cielo, nacer de nuevo, dejando de ver la paja en el ojo ajeno, si prefieres que tu alma retorne al lado del Padre, donde muchas moradas hay”, y Samael: “De la oscuridad nace la luz, del vicio la virtud, y la rosa se alimenta del fango de la tierra”.

La mente de Dios creó el Cosmos cuajado de millones y millones de Universos. Nosotros, los seres humanos, por ser hijos de El, hechos a su imagen y semejanza, proyectando muestra mente hacia el polo positivo, nos es posible materializar nuestras ideas pensándolas con fe.

En tal virtud, os invito a merecer se concrete la siguiente idea de carácter político:

Que las llaves inherentes al tema liciten el que, concluidas las elecciones, al finalizar el mandato el primero en triunfar, le ceda el cargo al que obtuvo el segundo en sufragios y éste, haga lo mismo con el tercero, puesto que no hay partido político que se aparte en el desear la paz, el progreso y la felicidad del pueblo mexicano.

Esto, adjunto a la idea mental de reducir sus sueldos a por mitad en la alta jerarquía, o de plano, convertir en honoríficos los cargos públicos en los poderes Ejecutivo y Legislativo. Lo ahorrado, invertirlo en agricultura, ganadería, pesca, industria, comercio y empleo de secretarías de Estado, convertiría a nuestra patria en la gran Jerusalén.

Dar empleo y no despensas, hasta a minusválidos, cumplirá el mandato de “obtener con honestidad y el sudor de nuestra frente, el pan de cada día”.

Si pueblo y gobierno fusilamos la codicia y la lujuria al máximo posible, a tal grado de vibración llegaríamos, capaces de ver y hablar con las huestes celestiales.

De seguir igual o peor, la efluvia (llena de negatividad) sobre la madre naturaleza, nos aniquilará con un diluvio, macrosismo, tsunami o peste incurable.

Espero que mis hermanos, “Nacho” Peralta, “Gaby” Benavides, “Pico” Zepeda y demás candidatos, Jehová les destape los oídos de su conciencia para que me escuchen. Tan, tan.