Relámpagos Filosóficos


Teodoro de San Buenaventura.-

“Quien no oye consejo, no llega a viejo”. Proverbio mexicano más antiguo que el atole blanco.

La Santa Biblia nos obsequia varios, que si los practicamos, viviremos felices, alegres y excelente salud en cuerpo, mente y alma:

1.- “No ver la paja en el ojo ajeno”, es decir, no criticar.

2.- “Perdonar hasta 70 veces siete”.

3.- “Amar a Dios y al prójimo, como a nosotros mismos”.

4.- “Que tus respuestas sean sí, sí y/o no, no”. El exceso de verborrea debilita y enferma.

El taoísmo chino nos brinda cinco cánones de oro que llevan como antecedente la frase “tan sólo por hoy”, “no me enojaré, no me preocuparé, daré gracias, haré mi trabajo con la mayor eficiencia y seré amoroso con todos los seres con vida”.

En todos los libros de medicina, escritos hace miles de años a la fecha, se nos recomienda caminar al aire libre, mínimo de media a una hora todos los días, y por la noche, antes de dormirnos, ejecutar una media hora de asanas de yoga, tai chi y gimnasia.

Que el alimento de tu mente e intelecto sea la lectura de textos de filosofía místico-esotérica.

Si asistes con frecuencia a la iglesia de tu agrado, haces oración y por todo das gracias. Lo que pidas con fe se te dará.

Los siete mesías que ha enviado Dios en el transcurso de 12,000 años a la fecha, más los cientos de santos, profetas y apóstoles de todas las religiones del mundo, coinciden en darnos este consejo: “Sed bueno y haz el bien”.

Cristo fue muy claro al afirmar: “Lo que el hombre sembrare, eso mismo segará”. Yo, en mi próxima reencarnación, le daré oro en montón de consejos.