Relámpagos Filosóficos


Teodoro de San Buenaventura

 

Cuando ya el átomo de luz divinal, que llamamos alma, está por salir de su templo material, llamado cuerpo humano, debido a la avanzada edad en fiel cumplimiento a las leyes de la naturaleza, lo más conveniente es legar a nuestros hijos, compañeros de trabajo, amigos y público en general, las vivencias positivas que nos brindó el destino con la anuencia del padre y Rey del Universo, convertidas en consejos.

He aquí en forma lacónica, los que a mis 87 años de vida brindo a mis queridos lectores de este prestigiado medio informativo, EL NOTICIERO DE MANZANILLO.

En base al “pide y se te dará” y “amaos los unos a los otros”, cuando alguna parte de su cuerpo sufra determinada enfermedad, con su mano, figurando una cruz, bendígalo tres veces con mucha fe, invocando al hijo de Dios. Al instante o en menos de una semana, usted estará completamente sano. Su ofrenda de gratitud será repartir parte de su dinero viendo a algún doctor, comprando medicinas o dándolo en altruista caridad a quienes más lo necesiten, de esta manera “pidió” y “amó”.

Procure que sus pensamientos y palabras jamás se aparten de la verdad, la justicia y el amor, porque “en lo que uno piensa, en eso se convierte” y “la palabra hablada, tanto negativa como positiva, Satanás o Jehová la materializa”.

El silencio es de oro cuando evitamos hablar algo que perturbe la paz en la mente de quien nos escucha.

Es todo por hoy.

Se el primero en comentar en "Relámpagos Filosóficos"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.