Relámpagos Filosóficos


 

Teodoro San Buenaventura

 

 

AUN estamos a tiempo. Si se mandan construir tres puentes en lugar del túnel, el gobierno se ahorraría un 75% de gastos y tiempo.

Si mi niñita consentida, Gaby Benavides, visita escuela por escuela en todo su municipio, exhortando a niños y jóvenes a no tirar basura en las calles, mucho menos caer en las garras del alcohol, el tabaco y las drogas. Positivo y gran impacto recibiría la conciencia de las nuevas generaciones.

Los directores escolares, desde el kínder y hasta centros educativos de secundarias y carreras técnicas. En los patios de sus escuelas, formado en círculo el alumnado, para en el centro, presentar a un indigente semidesnudo, flaco y sucio, víctima de todos los vicios. El impacto sería tremendo al hacer brillar el apotegma: “Prever, para remediar”.

Le sale más barato al erario estatal dejar de pagar a órganos de investigación sobre presuntas corruptas administraciones del dinero del pueblo, ante la criminal duda si fue o no fue cierto.

El cerebro de los hijos de los investigados, sufre la tortura de la merecida o falsa recriminación.

Lo más loable es, lo que está haciendo nuestro ilustre, humano y honrado gobernador, Nacho Peralta, dando prioridad “al mayor bien, para el mayor número”, en obediencia al mandato divino de la Ley del Amor. Dios es Amor

Dos colimenses han merecido estar en el corazón de la amistad de Enrique Peña Nieto. Ellos son: Mario Anguiano Moreno y José Ignacio Peralta Sánchez. ¿Qué le piden, que al instante no se los conceda?

Peña Nieto ama a Colima. En tal virtud, le ruego a mi hermano Nacho y a mi hijita Gaby, inviten al Rey Azteca, a una reunión en el jardín principal de Manzanillo, en donde miles de sus habitantes lo recibiremos con un fuerte aplauso y un entrañable abrazo del alma colectiva a su alma individual.

Alimentando la conciencia y multiplicando las fuentes de trabajo sin soltar las manos del Mártir del Gólgota, obedeciendo su doctrina. Tiro de gracia, pueblo y gobierno, daremos a la delincuencia.

El poder y la gracia, están en Dios.

 

Se el primero en comentar en "Relámpagos Filosóficos"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.