Relámpagos Filosóficos


Teodoro de San Buenaventura.-

Queridos lectores, la noticia esotérica, científica y divina para ser felices eternamente, nos la da Pablo de Tarso en el lenguaje lacónico (pocas palabras), y reza así: “Estad siempre gozosos, orad sin cesar, en todo dar gracias a Dios, porque esa es la voluntad de Dios para con vosotros”.

Saint Garmain, sobre el tema, nos dice: “Sed bueno y haz el bien. Que en tu rostro haya siempre una simpática sonrisa”.

Nuestros abuelos tenían un noble proverbio: “Al mal tiempo, buena cara”.

En uno de los cuatro libros sagrados de Los Vedas de brahmanismo hindú, se nos refiere: “El sabio no se altera por los éxitos ni por los fracasos”.

A como estamos en esta época de incontenible violencia, Krsna nos dice: “La muerte de nuestro cuerpo no afecta la vida del alma, pues el alma es eterna, ni el fuego la quema ni el agua la moja ni el viento la sea ni la espada la mata. Ella es un átomo de luz del Padre, fuente de nuestra conciencia, sapiencia, poder y amor. De nuestra conducta depende su feliz retorno al Plano Divino o dichosas reencarnaciones en este mundo en alguno de los millones de planetas del inconmensurable Universo”.

Quien ora, medita y trabaja, a su alma salva.