Relámpagos Filosóficos


Teodoro de San Buenaventura

 

Con todo el aprecio y respeto que nos merece nuestra diputada María Luisa Beltrán Reyes, me permito aclararle: Que el pueblo de creyentes cristianos en lo largo y ancho de nuestra República mexicana, calificamos de positiva y humanitaria la invitación de Peña Nieto al candidato estadounidense Donald Trump.

He aquí una anécdota que fundamenta nuestra manera de pensar: El prior de un convento tibetano olvidó cerrar la puerta trasera del templo. Un ladrón se introdujo y hurtó dos de los tres pergaminos que contenían milenarios consejos para practicar y salvar nuestra alma.

El prior tomó el tercer pergamino y se internó en el bosque en busca del caco. Le dio alcance, lo saludó y le dijo: Sin este otro rollo llevas una historia sublime incompleta, tómalo y que Dios te bendiga. Los monjes del convento lo criticaban, ya que las limosnas de quienes los leían eran de ayuda.

A la semana regresó el bandido, devolvió lo robado y suplicó al director del convento que lo admitiera como monje, pues en su vida lo habían tratado con tanto amor.

Si para el año 2018 el PRI postula a la licenciada y senadora federal, Hilda Ceballos de Moreno Peña, que es una flor bajada del cielo por su belleza, sabiduría y corazón de oro, México y EU se convertirán en un perfumado ramillete con dos preciosas rosas de justicia, paz, amor y progreso en nuestro planeta Tierra.

Ya es tiempo de que el amor y la misericordia, reine en el corazón de todos nuestros gobernantes.

Con Quique, Nacho y Gaby, vamos bien.