Regularán situación de niños en albergues


Anilú Salazar.-

 El DIF Estatal trabaja de manera coordinada con albergues y casas hogar en la entidad, para la integración de los expedientes de los menores que atienden para regularizar su situación jurídica.

Así lo estableció el director de Asistencia Jurídica del DIF Estatal, José Luis Ramírez, quien resaltó la importancia de que la institución disponga de datos precisos sobre cuál es el origen de los niños que están ahí, “cuánto tiempo tienen, cómo están siendo atendidos y qué condiciones favorables existen para poder regular su situación jurídica”.

Resaltó que por indicaciones de la presidenta del Voluntariado Estatal, Alma Delia Arreola, los niños que reciben esta protección no deberían pasar mucho tiempo en las casas hogar, sin que se defina su situación legal ya sea por parte de sus progenitores o su familia ampliada.

Puntualizó que en el último de los casos se debe encauzar los juicios de estos niños para entregarlos en adopción.

Indicó que para conseguir mejores resultados desde hace tres años se trabaja con dos albergues de la iniciativa privada en Colima, con quienes se coadyuva para actualizar el expediente de cada menor, se le da seguimiento para verificar que sea su estadía esté en las mejores condiciones y para establecer de manera expedita su situación jurídica.

Resaltó que la Junta de Asistencia Privada también cuenta con varias casas hogar y albergues, y su trabajo lo regula el DF Estatal, cuyo personal vigila y le da seguimiento a diversos casos, además de otorgarles apoyos.

José Luis Ramírez Málaga agregó que al mismo tiempo, con recursos federales del programa de “Fortalecimiento de Procuraduría de la Defensa del Menor y de la Familia en las entidades federativas”, se aterrizan recursos que permiten la contratación de personal para trabajar en la regulación jurídica de los menores de edad que se encuentran en los albergues.

Señaló que parte del proyecto federal consiste en la integración del expediente de los menores, pero no solo en el aspecto jurídico, sino también en el social y psicológico lo que permitirá tener mejor conocimiento de cómo se encuentra el niño en los albergues y con base en esa información se pueda regularizar su situación jurídica.