Refugian a víctimas de la violencia, aquí

Palacio de Gobierno, en el centro capitalino | Foto: El Noticiero de ColimaPalacio de Gobierno, en el centro capitalino | Foto: El Noticiero de Colima

Se han atendido a 2 mil 300 mujeres en 2019, denuncias han aumentado desde que se aplicó la Alerta de Género

Mujeres de Zacatecas, Oaxaca, Michoacán, Jalisco y de otras entidades, se refugian en Colima de la violencia que viven en sus lugares de residencia, por lo que es necesario homologar la ley en contra de la violencia contra las mujeres en el país, para que no importa dónde vivan, reciban atención adecuada y no quede impune su caso.

Así lo señaló Mariana Martínez, directora del Instituto Colimense de las Mujeres (ICM), quien destacó que no todos los estados cuentan con ley contra la violencia ni con comisiones de seguimiento a la Alerta de Género, por lo que recurren a Colima para tener un desarrollo óptimo.

En lo local, dijo, en lo que va del año se han atendido a 2 mil 300 mujeres, y destacó que las denuncias han aumentado desde que se aplicó la Alerta de Género aquí. De acuerdo a los resultados del Banco Estatal de Datos de Violencia contra Mujeres, la violencia que más se vive es la psicológica, luego la económica, física y sexual, identificando un grupo de edad más afectado y son las mujeres de 15 a 39 años.

El 28 de agosto vendrá a Colima la directora del Inmujeres para definir el mecanismo y rutas que se deben seguir para proteger a las féminas de la violencia, dado que nuestro estado está en los primeros lugares en feminicidios por cada 100 mil habitantes.

“No hay que concentrarnos solamente en la violencia que da la muerte, puesto que en ese caso ya no hay revés, sino atender toda la violencia feminicida que nos coloca en riesgo de poder morir. Hay que prevenir la violencia familiar, escolar, económica, patrimonial, que van sumando y haciendo como bola de nieve”, dijo.

Al ser cuestionada si ha fallado la Alerta de Género, citó las palabras de Marcela Lagarde, creadora de este mecanismo, que “sólo cuando todos los factores sociales y políticos estemos en la misma sintonía, y aun así no disminuya la violencia, podemos decir que ha fallado, pero en tanto debe haber ajustes en el mecanismo como la temporalidad. Es urgente que las medidas se apliquen en un tiempo lo más reducido”.

Asimismo, resaltó que de las mujeres que denuncian violencia, 90% son dependientes económicas del agresor, “así que necesitamos tener mecanismos para empoderarlas económicamente y no sea eso lo que las mantenga en el círculo de violencia”.