Reforma política en materia electoral


Alberto Medina Urgell*

En consecuencia al proceso reformatorio constitucional en materia político-electoral que viene aplicando el Legislativo federal, y en apego correspondiente a la etapa municipal, el Cabildo porteño, en sesión extraordinaria celebrada el pasado día ocho, dictaminó y aprobó la “Minuta proyecto de Decreto” que nos hiciera llegar el Congreso del Estado; destacando las siguientes particularidades que se reforman de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Colima:

“Todos los ciudadanos tienen el derecho de participar libremente en la dirección de los asuntos públicos directamente o por medio de representantes libremente elegidos”.

El derecho invocado garantiza la participación ciudadana en: La formación, ejecución, evaluación y control de la gestión pública, porque esto es un medio necesario para lograr su pleno desarrollo, individual y colectivamente.

“Todo partido político que alcance por lo menos el 3% de la votación emitida en la circunscripción electoral plurinominal, tendrán derecho a participar en la designación de diputados según el principio de representación proporcional y, en su caso, a que le sean atribuidos diputados por dicho principio de conformidad con las reglas de asignación que determine el Código Electoral”.

No obstante lo anterior, ningún partido político o coalición podrá tener más de 16 diputados por ambos principios: Uninominal y/o plurinominal. “Los ciudadanos podrán ser electos para desempeñar el cargo de diputado propietario y tendrán derecho a ser electos consecutivamente para el mismo cargo, por un periodo adicional. La postulación sólo podrá ser realizada por el partido o por los partidos integrantes de la coalición que los hubieren postulado, salvo que hayan renunciado o perdida su militancia, antes de la mitad de su mandato”.

Literalmente, el párrafo anterior, nos dice que los diputados podrán ser reelectos para el periodo inmediato, por una vez más, siempre y cuando lo postule su partido de origen o los partidos que coalicionados que lo hayan postulado.

“La renovación de los poderes, Legislativo y Ejecutivo del Estado, así como los Ayuntamientos, se realizarán mediante elecciones libres, auténticas y periódicas, las cuales deberán celebrarse ordinariamente el primer domingo del mes de junio del año que corresponda, y bajo las siguientes bases:

“Los partidos políticos deberán registrar hasta el 50% de candidatos de un mismo género a cargos de diputados por el principio de mayoría relativa; tratándose de cargos de representación proporcional, quienes se ubicarán de manera alternada, y no podrán incluirse más de 50% de un mismo género” .

Como se podrá observar, en la cita anterior, se establecen dos reformas muy significativas: Primero, que a partir de la próxima elección, ya no será un referente obligado el primer domingo de julio, sino que la elección será, ya, el primer domingo de junio.

Mención especial merece que hemos aprobado y consolidado la equidad de género en las postulaciones a cargos de elección popular, dejando con claridad suficiente que en ese rubro tendrá que sujetarse al 50% por género: Mujeres y hombres en igualdad de participación.

“La organización de las elecciones locales es una función que se realiza a través de un organismo público de carácter permanente denominado Instituto Electoral del Estado, dotado de personalidad política y patrimonio propio, cuya integración es facultad del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), en los términos que ordene la Ley. En el ejercicio de esta función estatal, la certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad, serán principios rectores”.

En la cita se plasma la postura del Legislativo colimense, haciendo prevalecer la rectoría política sobre el ejercicio político-electoral sobre los comicios que se realicen en nuestro estado, sin dejar de observar el obligado ceñimiento a las facultades que le otorguen la Ley al INE.

“Los presidentes municipales, síndicos y regidores de los Ayuntamientos electos de manera directa, tendrán derecho a ser electos consecutivamente para el mismo cargo, por un periodo adicional”, procediéndose igual que con los diputados.

“Las personas que por elección indirecta, nombramiento o designación de alguna autoridad desempeñen las funciones propias de eso cargos, cualquiera que sea la denominación que se les dé, podrán ser electos para el mismo en el periodo inmediato’’.

Conclusión: Como se puede constatar, lo que ha aprobado el Cabildo porteño no es otra cosa que un acto de justicia con la equidad de género; asimismo, le posibilidad de la reelección inmediata de diputados, presidentes, síndicos y regidores municipales, así como de autoridades auxiliares, fortalece la autonomía y la soberanía del estado de Colima y del municipio libre… ¡Bien por ello, compañeros de Cabildo!

Es cuanto.

Regidor PRI-Manzanillo*