Reflexiones Económicas


OPTIMISMO Y SOLUCIONES BILATERALES

Felipe Pimentel Pérez

Más o menos 50 mil colimotes radican en Estados Unidos, en California, Florida, Illinois, Oregón; ¿cuántos son ilegales?; en el año 2015 enviaron a México, a sus familias, cerca de 219 millones de dólares, algo así como tres mil 723 millones de pesos, calculados a 17 pesos por dólar.

Las familias de Colima con parientes en Norteamérica no debiesen preocuparse, pues generalmente las preocupaciones nada resuelven; hay que ocuparse pensando y actuando para aplicar soluciones, no para recalcar problemas y enredarse más en ellos.

En materia de noticias, en las últimas semanas, algunos comentaristas, en radio y televisión, transmiten información sobre las declaraciones de Donald Trump; lo peculiar del asunto es que en sus noticieros no se percibe la sana intención de informar, sino una deliberada elocución que pretende asustar a la población creando miedos y fantasmas; no sólo son comentaristas ineptos, además asumen el papel de brujos, adivinos y pitonisas infalibles; les encanta impregnar las noticias con su tufo trágico y presagian la inminente hecatombe nacional de la que, según ellos, no habrá escapatoria; ni siquiera intentan disfrazar su satisfacción al anunciar supuestas catástrofes, sea por deportaciones o fluctuaciones en la paridad peso-dólar; sus comentarios incendiarios infestados de amarillismo, riegan con gasolina la hoguera de la violencia racial y las manifestaciones de odio, miedo e intolerancia hacia la persona de Donald Trump, o de norteamericanos contra migrantes.

El tema de las deportaciones no tiene nada de nuevo, a diario Estados Unidos deporta a miles de personas, mexicanos y de otras nacionalidades, que ingresan ilegalmente a su territorio.

Los mensajes de racismo y encono son un festín para comunicadores buitres carentes de sensibilidad y profesionalismo; ¿debiese imaginarse algún tipo de censura?, ni pensarlo, es imposible y violatorio a la libertad de expresión, menos ahora que en las redes sociales participa mucha gente que deforma la libertad en libertinaje expresivo.

La serenidad y la paciencia se impondrán, México abordará con inteligencia las decisiones unilaterales del gobierno norteamericano; ellos, allá, decidirán lo conveniente a su país; aquí, pueblo y gobierno determinarán cómo atenderá quienes aspiran a cruzar la frontera ilegalmente; el reto es eminentemente económico, hay que incrementar empleos en la franja fronteriza, maquiladoras, armadoras, en Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Nuevo León, Coahuila; crear más empresas, negocios a lo ancho y largo del país que generen salarios a cientos de familias que buscan la oportunidad de una vida digna y equitativa.

Por Donald Trump votaron muchos norteamericanos angustiados por la presencia de miles de personas ilegales procedentes de países que no generan suficientes empleos; lo que es peor, afirman que la mayoría de esos ilegales son delincuentes; la situación no está fácil para México ni para Estados Unidos, pero, ¿cuándo lo ha estado?; también, revisar el Tratado de Libre Comercio, sea para modificarlo o suspenderlo, entraña un recuento serio entre ambos países para equilibrar su importación y exportación de bienes y servicios.

Amable lector, no se deje influenciar por gritones del micrófono o chambones de la pluma dedicados a bosquejar tragedias y miedos; no son comunicadores serios, son plañideras baratas que no aportan prudencia ni remedios; México requiere soluciones, no estruendos tendenciosos que atemoricen a las familias que de uno y otro lado de la frontera confían en que sus gobiernos aplicarán soluciones bilaterales; dé la espalda y cierre sus oídos ante quienes propalan ecos de miedo, odio y racismo.

Nadie debiese anticipar falsos juicios; cuando Donald Trump despache en la Casa Blanca, se conocerán sus decisiones; si él es simpático o antipático, ese es asunto interno de los norteamericanos. De mientras, se debe confiar en que los grupos de trabajo de los dos gobiernos obtendrán definiciones satisfactorias; el optimismo se basa en el trabajo conjunto, en la confianza recíproca; el pesimismo malsano que exagera o tergiversa la información a nada ni a nadie le sirve.

Olvídese de agoreros del desastre, sólo hacen ruido, esa es su infortunada chamba. Reflexione. No crea todos los chismes que difunden en la televisión, radio y periódicos. Escuche y lea a comunicadores serios. Felicidades a EL NOTICIERO DE MANZANILLO por su XIX Aniversario.

Se el primero en comentar en "Reflexiones Económicas"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.