Reflexiones Económicas


USTED JUZGUE AL GOBERNANTE

Felipe Pimentel Pérez

El gobernante inteligente es sensato, prudente, serio; piensa con más cerebro que hígado; al tomar decisiones sabe que impactará la situación económica de miles de personas; su tarea es delicada e implica responsabilidad moral, jurídica; además, es honesto, posee vocación de servicio y entrega cuentas claras a sus gobernados.

El político inteligente cultiva el arte de guardar silencio; de algunas personas escucha lo que hablan, pero también, observa lo que no dicen. A veces el silencio es mejor que el discurso. Decía Talleyrand que la palabra fue dada al hombre para disfrazar su pensamiento; así es, en cualquier lado, algunos hipócritas, ladrones o cínicos se disfrazan de políticos.

Del otro lado de la barrera está el gobernante tonto, torpe, ignorante, engreído, que repta y arriba al poder sin convicción de servicio; ese espécimen abunda en el accidentado terreno de la política, su actuación a nada ni a nadie sirve, es su conducta expresión auténtica de fracaso y farsa; es foco apagado, oscuro, sin luz que ilumine algún camino.

Usted, amable lector, reflexione y analice aspectos de la vida pública de Colima; diario observe y evalúe el comportamiento de quienes trabajan en el gobierno; juzgue y obtenga sus propias conclusiones.

1.- Empecemos por Manzanillo, joya brillante de la corona. Su actual presidenta municipal debe el cargo a los panistas; querrá ser reelecta, ser diputada o senadora, por el mismo partido u otro, al tiempo aspirará a la gubernatura. O sea, por ahora, indirectamente el panismo administra parte de los recursos públicos de Manzanillo, de Villa de Alvarez y otras localidades. En parecida circunstancia está la mayoría de los demás presidentes municipales y diputados. Sean de uno u otro partido no descuide a ninguno. En política diario hay noticias y, en cuestiones de dinero público se supone que cada uno de ellos querrá llevar centavos, perdón… agua a su molino. Al entrar, algunos lo hicieron con una mano atrás y otra adelante; al salir ¿les faltarán manos para taparse? La burra no era arisca, los palos la hicieron.

Es urgente rescatar a Manzanillo; sus principales índices apuntan al desorden socioeconómico, al débil turismo, al creciente desempleo y delincuencia; es una pequeña ciudad con rostro feo; es el paciente de Colima que reclama cirugía mayor, no cataplasmas inútiles; claro, en el discursos obrarán estadísticas maquilladas de quienes presuman que todo marcha sobre ruedas. Por ejemplo, allá es cómico que se ahoguen en un vaso de agua y supediten la movilidad del puerto a un inconcluso túnel ferroviario; con el dinero gastado en papel periódico para lloriquear que el túnel no es inaugurado, ya hubiesen resuelto ese asunto. Manzanillo requiere terapia intensiva, sin exagerar. Los mandos municipales superiores y medios en honor de su alto sueldo pudiesen trabajar horas extras o renunciar.

2.- El actual gobernador de Colima, lo es por el apoyo priísta; no es probable que antes de concluir su sexenio sea llamado a la administración pública federal, pero siempre existirá esa opción; él, estatalmente hablando, gobierna Manzanillo, pero la mayoría de las zonas portuarias, allá son administradas y/o concesionadas por el Gobierno Federal y, de esos ingresos: ¿Cuánto va a las arcas municipales, cuánto a las estatales, cuánto al Gobierno Federal y cuánto a la iniciativa privada?, ¿es equitativa esa distribución y cómo beneficia a Manzanillo y a todo Colima? O sea, el Gobierno Federal, obvio, también mete la mano en la economía de Manzanillo.

3.-Una cosa es la concurrencia de los órdenes de gobierno y otra distinta es que todos ellos pretendan gobernar. Es importante entender que en el estado de Colima sólo hay un gobernador Constitucional y no 10 mini gobernadores. Valga la observación para diputados y senadores de Colima: La división de poderes está definida en el cuerpo constitucional, debe respetarse, cumplirse, sin estar provocando inútiles forcejeos de origen partidista para ver cuál Poder logra molestar más al otro.

Colima inicia nuevo sexenio y los colimotes deben estar atentos para no volver a quejarse de que a Chuchita la bolsearon. Ya ve cómo está la situación; le embargaron su rancho al ex gobernador panista de Sonora, ¿o no?

  1. Leer en EL NOTICIERO MANZANILLO, “Desde el malecón” (2 de julio 2016), de Víctor Manuel Martínez, sobre el infortunado cambio de Manzanillo.