Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz

El “dedazo”, una práctica arcaica.-

En el acto de toma de protesta a los comités seccionales del PRI en la entidad, el presidente del CEN del tricolor, César Camacho Quiroz, expresó que el término “dedazo” es un concepto arcaico en su partido, ya que los candidatos del tricolor se seleccionarán bajo consenso de su militancia y del resto de la ciudadanía.

De hecho, se considera que los tiempos actuales requieren y reclaman que la ciudadanía en general sea la que determine y ejerza su voto por el candidato que considera le garantiza un gobierno que supere la problemática que se enfrenta en Colima y en todas las entidades federativas del país.

Lo anterior con la mira fija en poner término a las prácticas y desempeños de grupos de poder que antes de velar por el destino y bienestar de los gobernados, buscan enriquecerse, con lo que amplían más la brecha entre los que todo tienen en demasía y las clases marginadas que cada día incrementan los índices de pobreza.

Paralelamente a lo anterior, no debe dejarse de lado evitar que ciudadanos con posibles nexos con el crimen organizado sean postulados, pues a últimas fechas, esta práctica se ha hecho presente en varias entidades del país, situación que viene a incidir en la descomposición social que amenaza incrementarse.

Este llamado se ha hecho en los últimos tiempos a todos los partidos políticos, pues nadie desconoce esas prácticas que, de no ser cortadas de tajo, el país corre grandes riegos, sobre todo las clases populares, que terminan viviendo en un clima de inseguridad palpable.

Se ha propuesto, en aras de ofrecer mayor calidad de vida a la población, poner un alto a la corrupción, renglón que desde hace tiempo se ha señalado, sin resultados; pues la corrupción aparejada con la impunidad ha resultado un hueso duro de roer, en perjuicio del grueso de la población.

Lo anterior no reclama que la clase política y cúpulas del poder asuman el compromiso contraído con el electorado de velar por su bienestar, abandonando el sello de la corrupción que ha transpuesto las fronteras de la honestidad, como también dejar de lado las leyes que nos rigen, al no aplicarse cuando se actúa en contra de los derechos de la ciudadanía.

Al respecto, no se debe pasar por alto que el electorado sabe y conoce el proceder de los actores políticos, que antes de participar para superar los rezagos sociales, buscan incrementar sus fortunas monetarias violando la ley, importándoles poco o nada la calidad de vida de la gente.

Debemos señalar que la población sabe y conoce el tiempo transcurrido en esta forma de hacer política, como también que esa conducta y proceder no es la que practica un partido político determinado, porque esa situación se hace presente en todos los institutos, salvo contadas excepciones de gobernantes honestos y de bien.

La población, en el fondo, le asiste el derecho y deber de sufragar por el mejor hombre o mujer; derecho que cada día, después de tantos intentos fallidos de mejora su vida, está despertando para asumir el importante papel que juega en el destino de su entidad, bienestar al que tiene legítimo derecho.

Retomando el mensaje del presidente del CEN del PRI, éste puntualizó que el priísmo colimense será quien decida quién será su candidato, así como el último que tome la decisión, “porque le tenemos un profundo respeto a los ciudadanos y queremos acertar, porque los sentidos los tendremos muy alertas, no sólo para cumplir con requisitos estatutarios, sino con el conocimiento de una comunidad activa que quiere que una mujer o un hombre con un profundo sentido del patriotismo, pero un enorme arraigo en Colima, tenga la oportunidad de coordinar los esfuerzos desde el Gobierno del Estado”.

César Camacho manifestó también que el candidato a la gubernatura no irá solo, “tenemos que hacer un gran equipo, una especie de gran planilla priísta y de sus aliados para tener buenas y buenos candidatos a las diputaciones locales y federales, y a los Ayuntamientos, que es el gobierno doméstico”.

Sin duda, lo manifestado por Camacho Quiroz es algo positivo en bien de Colima y el país en su conjunto, como también de todos los partidos, pues los tiempos que se viven han llegado al límite de la espera, la cual está tocando las puertas de la desesperación, que en su momento pueden incrementar la descomposición social con resultados nada recomendables.

Asimismo, respecto a la reunión que sostendría con los 10 aspirantes enlistados para contender por la gubernatura de la entidad, el dirigente indicó: “Me voy a reunir con las personas que han mostrado interés, hoy como no hay convocatoria, no hay precandidatos, ni tampoco aspirantes, la categoría de aspirante también está prevista en los estatutos; si no hay convocatoria, lo que hay son personas respetables que han mostrado su interés por participar o de cuyas personas han dado cuenta los medios de comunicación”.

Pareciera que para el CEN del PRI aún no hay nada todavía respecto a la gubernatura en particular, porque lo que sí hay son personas interesadas en participar por diversos cargos políticos, lo que en el fondo es una realidad, ya que cuando haya convocatoria, la cifra de 10 se reducirá a un solo candidato de unidad, que se considere el mejor, por parte del CEN, militancia y ciudadanía colimense.