Referencias Políticas


Central de abastos, prioridad en Colma

Salvador Olvera Cruz.-

 

Las centrales de abastos en nuestro país surgieron desde hace varios lustros, con la idea de que los productores agrícolas puedan ofrecer a los consumidores productos y servicios de buena calidad y al alcance de su poder adquisitivo, así como reducir la intermediación de los canales de distribución de los alimentos.

Para concretar lo anterior se han establecido y adecuado normas y requisitos por parte del Gobierno Federal, encaminadas a la transparencia en las operaciones comerciales de los productos, a través del Sistema Nacional para el Abasto, evitando la intermediación comercial y procurándose el enlace de productores, comerciantes mayoristas y detallistas, beneficio puntual tanto para éstos como para los consumidores.

En el caso concreto de Colima, desde hace tiempo se despertó el interés de personas en dar vida a una central de este tipo, que viniera a beneficiar a los hombres del campo, sobre todo, con el fin de evitar los intermediarios y alcanzar mejores utilidades para los productores, e incrementar el poder adquisitivo de los consumidores.

En ese sentido, se dio un importante avance el tres de mayo de 2003, en que el Gobierno del Estado, encabezado por Fernando Moreno Peña, tomó el acuerdo de urbanización denominado Central de Abastos Regional de Colima, localizada al sur-oriente de la ciudad, citándose en el acuerdo artículos y fracciones de la Constitución Política Local por lo que tenía a bien acordar la creación de la “Central de Abasto Regional”, localizada al sur-oriente de la ciudad.

El acuerdo citado se tomó en respuesta al oficio de fecha 13 de marzo de ese año 2003, recibido en la Dirección General de Gobierno el 24 del presente mes, y que el Cabildo Constitucional de Colima, en Sesión Ordinaria celebrada el día 17 de febrero de 2003, aprobó el Programa Parcial de Urbanización denominado “Central de Abastos Regional de Colima”, según consta en la copia certificada en la misma fecha, por el C. Alberto Eloy García Alcaraz, secretario del Ayuntamiento.

Asimismo, se señala que por haberse cumplido los requisitos previstos en la Ley de la materia y para que surta los efectos legales correspondientes, es procedente publicar en el Periódico Oficial del Gobierno Constitucional “El Estado de Colima”, la versión abreviada del Programa Parcial de Urbanización denominado “Central de Abastos Regional de Colima”.

Sin embargo, desde esa fecha, dicha central de abastos no ha sido concretada por razones diversas, encontrándose solamente algunos avances de su edificación, misma que permanecen en el olvido.

Consecuentemente, lo que sería el proyecto de la central de abastos en la zona sur-oriente de la ciudad capital, a pocos metros de la Central Foránea de Autobuses, se ha convertido desde hace varios años en un foco de infección e inseguridad para las colonias aledañas, lo que ha generado que en días recientes vecinos de la colonia Los Trabajadores manifestaran que este predio representa un riesgo para las personas en diferentes ámbitos, entre ellos de salud, porque la maleza es alta y además se concentran aguas residuales en la zona que despiden malos olores.

Al mismo tiempo, señalan que la construcción abandonada se ha convertido en un nido para personas que se drogan, esto debido a que el alumbrado en la zona es ineficiente.

Por lo anterior, el vecindario pidió a las autoridades encargadas tomar cartas en el asunto para evitar que el problema se vaya acrecentando. Sobre esta situación, resulta recomendable que se retome la edificación y puesta en marcha de dicha central de abastos, pues vendría a ser de gran importancia para los productores agrícolas de la entidad y consumidores.

Al margen de lo anterior, si la concreción se ha centrado en la falta de recursos económicos por parte de sus promotores, la Secretaría de Economía del Gobierno Federal apoya este tipo de acciones, para lo cual los delegados de dicha dependencia recomienda a los ayuntamientos a concurso para bajar recursos del programa de competitividad en Logística y Central de Abasto (Prologyca), como parte del ejercicio 2014.

Asimismo, se tiene conocimiento que la inversión para los proyectos productivos de esta índole son bipartita, pues el 30 por ciento lo aporta la Federación y el 70 por ciento el municipio, no obstante se señala que los ayuntamientos podrían buscar el recurso a través de Banobras.