Referencias Políticas


Vinculación de educación y trabajo

Salvador Olvera Cruz.-

La educación en México ha entrado en una nueva etapa como resultado de la Reforma Educativa decretada por el Gobierno Federal en funciones, etapa en que dicha reforma deberá orientarse además de superar el rezago educativo, encaminarse hacia la ruta del progreso de la nación y bienestar de su gente.

Lo anterior conlleva sin duda alguna a la toma de medidas encaminadas a vincular la educación con el trabajo, pues el progreso de los pueblos y bienestar de la población están ligados estrechamente con la calidad, productividad y fuentes ocupacionales que se convierten en ejes sustantivos para el desarrollo en todos los órdenes.

En ese contexto encontramos la prioridad de que las nuevas generaciones entiendan y comprendan que el trabajo es la base angular para la obtención de recursos económicos, como también a la calidad y eficiencia en sus desempeños laborales.

Lo anterior sin duda que es de gran importancia, pues el tan socorrido mensaje de evitar el trabajo infantil en el fondo requiere y reclama un cambio de 360 grados, porque no es evitándolo como se debe educar a las nuevas generaciones, sino orientando el trabajo por rumbos adecuados a su edad cronológica.

En sí, el aprendizaje es un trabajo escolar, el cual debe fomentarse también en tareas del hogar, como con en el trazo de actividades de parte de los gobiernos que lleven a las nuevas generaciones a realizar actividades que vayan sembrando en su ser el descubrimiento de sus habilidades y capacidades, con estímulos a sus tareas encomendadas, tanto en el medio escolar como en otras instancias de sus entornos.

Respecto a lo anterior, vale señalar que si bien las llamadas becas escolares a los alumnos de familias de escasos recursos resultan necesarias, lo es también que los padres de familia las inviertan para el fin que se otorgan, y aún más, que a esos escolares se les programe una actividad que les vaya forjando la importancia del trabajo para el bienestar.

Lo antes expresado es algo que debe marcar el inicio de la vinculación de la educación con el trabajo, pues la SEP a nivel nacional está encaminada a forjar una educación para el trabajo como estrategia social, dirigida a solventar las desigualdades económicas de la población.

Para ello se espera que los nuevos trabajadores sean personas que permanentemente desarrollan habilidades técnicas y profesionales que los hacen empleables y que son capaces de agregar valor en su trabajo.

Asimismo, debemos decir que en el nuevo mundo laboral ya no hay empleo, sino trabajo. No hay desempleo, sino sobreoferta de trabajo. El trabajador debe, sobre todo, saber hacer más que saber qué y por qué hacer. El espacio y el tiempo de trabajo se diluyen para dar paso a la eficacia en el logro de resultados.

Abundando sobre el tema, el empleo fue una figura creada por la sociedad industrial, gran consumidora de mano de obra, pero la actual sociedad del conocimiento no requiere gran cantidad de empleos, sino más bien de trabajadores.

En esta perspectiva, los cambios tienen expresiones específicas según sea el nivel educativo, aunque todo el sistema educativo se considera y es en efecto para la vida y, con ello, para el trabajo, es en la educación media y la formación profesional donde el futuro laboral se va definiendo a partir del énfasis en contenidos y metodologías tendientes a que las personas adquieran determinadas habilidades que les permitan desenvolverse en determinados campos laborales.

Sobre lo anterior, la SEP ha iniciado un programa piloto de educación dual para el bachillerato en México en planteles del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), con el que se busca que los alumnos se formen tanto en el aula como en un espacio de trabajo.

El programa anterior se aplicará este ciclo escolar en 10 entidades y en al menos 21 centros escolares de la institución en el que podrán participar alumnos de cinco carreras en esta primera etapa.

Lo anterior se llevará a cabo con la colaboración de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la subsecretaria de Educación Media Superior, que encabeza Rodolfo Tuirán Gutiérrez.

El programa antes citado y propuesto por el titular de la secretaría de Educación Pública, Emilio Chuayffet, de instaurar un sistema educativo dual que vincule educación y trabajo, el secretario de Educación en el estado, Guillermo Rangel, lo considera muy interesante a fin de que los profesionales técnicos puedan formarse específicamente para el servicio de alguna institución, empresa o industria, y que a través de convenios específicos con las instituciones de nivel superior y medio superior se trabaje en este esquema.

Asimismo, indicó Rangel Lozano: “Yo creo que es muy productivo y está ligado al desarrollo que debe de tener el sistema educativo en relación al sistema productivo; es un reto, una necesidad y una exigencia de la sociedad del siglo XXI”.

El secretario detalló que a finales del 2014 o a principios del año siguiente, deberá estar ya operando alguna propuesta de sistema educativo dual para la formación de profesionales que puedan servir dentro de áreas específicas del desarrollo de Colima y por ende, de México.