Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

Nadie en Colima desconoce que el servicio del transporte de la zona urbana y suburbana siempre ha operado con serias deficiencias que, antes de mejorarse, se complican, pues no se perciben acciones tan simples como el cumplimiento de horarios de los camiones urbanos de las diferentes rutas, pese a que permisionarios y autoridades del transporte digan que todo marcha a la perfección.

Situación similar se presenta en el caso del servicio suburbano, pues sistemáticamente se dan los desencuentros entre la llamada Cooperativa de Los Rojos, que desde hace décadas cubre el servicio de Colima a Manzanillo, y su paso por Tecomán, con la empresa que presta el mismo servicio, denominada Nuevo Horizonte.

Día con día se dan desencuentros entre los taxistas del Sitio Libertad, concesionarios del servicio en la Central Camionera Foránea, con los conductores de taxis de otros sitios, por la disputa de pasajeros.

Retomando el caso de los conflictos generados en la Central Suburbana entre los trabajadores de la Cooperativa de Los Rojos y Nuevo Horizonte, éstos no son novedad, pues data de hace tiempo, siendo en el mes de febrero del presente año cuando se dio el último conflicto que en su momento fue superado, para ahora recrudecerse.

Al respecto, vale mencionar que en la presente semana se han generado dos enfrentamientos entre ambas cooperativas, siendo el último el jueves en que se originó una reyerta a golpes, hechos que se presentaron tanto en la central de El Machón, al sur de la ciudad capital, como también en la central camionera de Tecomán, de acuerdo a lo dado a conocer por el director de Transportes en la entidad, Armando González Manzo.

El funcionario estatal mencionó que en la central suburbana El Manchón fue necesaria la intervención de agentes de la Policía Estatal para calmar los ánimos de la gente de ambas líneas.

A raíz de los anterior indicó que se ha establecido vigilancia permanente, para no permitir se generen desmanes como los que se dieron el lunes y jueves de la presente semana.

Manifestó que la solicitud de apoyo de la fuerza pública se sustentó fundamentalmente para evitar los enfrentamientos a golpes y pedradas, con el fin de evitar afectaciones al público usuario.

Asimismo, señaló que el usuario debe tener la libertad para escoger en qué carro se va a Manzanillo o Tecomán, por lo que aplicarán medidas de rigor para garantizar su libre elección. También dejó en claro que la dirección a su cargo y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes aplicarán la ley de manera estricta con los transportistas de Los Rojos y Nuevo Horizonte, para poner coto a las irregularidades que se están presentando.

Igualmente, indicó que exigirá a las cooperativas que cuenten con el seguro de viajero, licencias de conducir actualizadas de todos los choferes y, sobre todo, que respeten los horarios y frecuencias de salida, que son reguladas por la SCT.

Es de esperarse que la Dirección del Transportes en el Estado ponga atención y orden puntual al asunto, pues no es la primera vez que se da este tipo de enfrentamientos entre choferes y personal de ambas líneas del transporte suburbano.

Retomando el conflicto de los taxistas del Sitio Libertad con los conductores de otros sitios, éstos se presentan cuando alguna persona decide abordar un taxi que lleva pasaje a la Central y no es del Libertad, caso que genera el descontento de los choferes, quienes sustentados en la concesión con que cuentan, tratan de impedir que cubra el servicio un taxi ajeno.

De hecho, con la concesión citada se impide la libertad del público usuario, al obligársele a utilizar solamente unidades del sitio concesionario, dándose también los enfrentamientos verbales entre los taxistas, al mismo tiempo que los usuarios demandan se respete su derecho y libertad de utilizar la unidad que ellos determinen.

También debe expresarse que en determinados momentos se carece de unidades del sitio concesionario, generándose serios problemas a los usuarios, sobre todo a quienes vienen de otras entidades federativas y desconocen la mecánica prevaleciente en la central foránea.

Esta situación debe superarse, procediéndose a evitar concesiones, tal como sucede en la Central Suburbana, donde indiscriminadamente se forman los taxis de todos los sitios, en espera de su turno de atención a los usuarios, conducta que justo es decirlo, se da con orden y sin problema alguno.

Igualmente podemos señalar que el servicio de taxis en nuestra ciudad capital se da en forma eficiente, salvo en lo relativo al cambio de turno; pues al realizarlo la gran mayoría a la misma hora, genera un espacio de tiempo en que se carece del servicio, caso que debe atender la Dirección del Transporte, porque sabe y conoce del asunto.

Del caso de los camiones que prestan el servicio urbano, ya ni nos ocupamos, pues consta a los usuarios en mal servicio que se presta, sin que haya nadie que enmiende el caso.