Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

La presidencia municipal de Colima es sin duda la posición más importante después de la gubernatura del estado, que los políticos buscan a fin de fortalecer su carrera para alcanzar otros espacios.

En ese contexto, no queda la menor duda que el PRI y PAN son los partidos que buscarán alcanzar a través de sus cuadros con mayor presencia y crédito político, pues ambos cuentan con cartas destacadas para ser propuestos al electorado.

Por una parte, el PRI cuenta con un paso importante al haber designado a sus delegados en cada municipio de la entidad y coordinadores para los dos distritos electorales con que cuenta la entidad.

Lo anterior declaró el dirigente del tricolor, Francisco Anzar, quien tiene como objetivo principal de esta renovación de delegados y la apertura de los nuevos coordinadores distritales ganar carro completo con la gubernatura, distritos, congreso y ayuntamientos en el 2015.

Con lo anterior, el PRI ha iniciado los trabajos que le permitan los mejores resultados posibles en las elecciones que se llevarán a cabo el primer domingo de junio del 2015, en que se elegirá gobernador del estado, diputados locales y federales, como también los presidentes municipales.

En el caso concreto del municipio de Colima, se nombró como delegado al C. José Luis Santana Rodríguez, quien trabajará con los coordinadores del I distrito, Ricardo Ramos Chapula y Minerva Jiménez Herrera, en su tarea encomendada.

De acuerdo a lo anterior, a Santa Rodríguez le corresponderá trabajar para que su partido logre los triunfos electorales del candidato a la presidencia municipal, diputados locales del municipio de Colima y del aspirante a la diputación federal del distrito I.

En tanto, el PAN, hasta el momento no cuenta aún con la delineación de un trabajo formal en ese sentido, pues los problemas internos para contar con una dirigencia estatal, está trabajando con enviados del CEN, situación que le lleva a depender del quehacer político de panistas que desconocen la entidad.

Sobre lo anterior, panistas se han manifestado por proceder a la brevedad a la elección del Comité Directivo Estatal (CDE), a fin de que el partido camine por un sendero más recomendable, máxime que el tiempo apremia.

Los enviados del CEN panista han señalado que la renovación del CDE se hará una vez que se lleven a cabo las elecciones del año próximo, medida que no es del agrado de un amplio sector del panismo colimense.

En lo referente a aspirantes panistas a la presidencia municipal de Colima, se han manejado los nombres de la ex delegada de la Sedesol en la entidad y ex diputada local, Esmeralda Cárdenas Sánchez; de la diputada federal, Patricia Lugo Barriga; Leoncio Morán Sánchez, entre otros.

Se considera al respecto que los tres panistas citados cuentan con capital político para contender; sin embargo, los problemas internos del albiazul, y consecuente divisionismo, es un reto que el panismo debe superar de inmediato, de lo contrario los triunfos electorales se verán seriamente reducidos.

En tanto, por el PRI se consideran como aspirantes al abanderamiento del tricolor, al diputado local por el III distrito; Oscar Valdovinos; al legislador local por el II distrito, Antonio Orozco; y el diputado federal por el I distrito, Miguel Angel Aguayo.

Asimismo, tomando en cuenta las pocas posibilidades del Pvem, Panal, PT, PRD y Morena de participar con candidato, a éstos sólo les resta una alianza a fin de no perder su registro, con el agravante de que todos ellos buscarán sumarse al PRI, situación que les coloca en serio riesgo; pues el Revolucionario, en este caso, no puede abrir los espacios a todos.

En tanto, al PRD, el único camino para alianza es una con el PAN, con el agravante de que a su interior la dirigencia estatal del negroamarillo no la ve con buenos ojos, contrariamente a la opinión del diputado local, Francisco Rodríguez, que visualiza como positiva una alianza con el panismo.

Retomando el caso del PRI y posibles alianzas, éstas se reducen al Pvem y Panal, con quienes ya las ha concretado a últimas fechas, descartándose abra las puertas al PT y Morena, pues no tiene el apremio de hacerlas, tomando en cuenta la poca rentabilidad de ambos en las urnas.

En lo relativo a alianzas con el Pvem y Panal, se vislumbra que en este caso la alianza con el Verde es la más segura, pues el Panal en estos momentos ha perdido fuerza, motivado esto porque su creadora, la ex dirigente del CEN del Snte, ha perdido todo su crédito político.

Sumando a lo anterior, los problemas que enfrenta el Panal en la entidad por la disputa de candidaturas, generadas entre su ex dirigente estatal Esteban Meneses Torres y el actual, Alfredo Hernández Ramos; pues en tanto Meneses Torres ha declarado su intención de lanzarse como candidato a la alcaldía capitalina, el actual dirigente de ese partido en los hechos no está de acuerdo.

En la realidad se piensa que en su momento del PRI procederá a una alianza formal con el Pvem, no descartándose que al Panal no le quede otro camino que jugar solo, o en su caso aliarse con otro partido minoritario, situación también difícil de concretar.