Referencias Políticas


 Salvador Olvera Cruz.-

Inversiones prioritarias a destiempo

Sin duda, las inversiones que llevan a cabo los tres niveles de gobierno, orientadas a resolver la problemática que vive la población, es algo que en muchas ocasiones no se prioriza de acuerdo a las circunstancias que vive la población, resultado de la falta de coordinación y análisis.

De hecho, no se desconoce que los recursos para la mayoría de las obras están sujetos a las aportaciones de los tres niveles de gobierno, resultando que cuando alguno de ellos retarda los apoyos, se generan no sólo pérdidas de tiempo, sino costos innecesarios al margen de riesgos y calidad de vida para la gente.

Hay un buen número de ejemplos que se pueden constatar en el medio colimense, entre éstos, la tardanza en concluir la presa de El Naranjo, en Manzanillo, que incide en no resolver el suministro de agua al puerto y de la siembra en las tierras cultivables de la zona alta de esa municipalidad, que frena la actividad agropecuaria.

La obra en comento ha registrado frecuentes paros en los trabajos, que han ido desde incumplimientos de las empresas encargadas de su ejecución, como también a la radicación oportuna de recursos de parte de Conagua, entre otros motivos que en su momento se manejan.

Lo anterior deja en claro la falta de coordinación en las instancias involucradas en el tema, pues la tardanza viene a repercutir en contra de los planes trazados para el aprovechamiento del vital líquido en beneficio de la población, como también en la cifra originalmente a invertirse, porque la prolongación del tiempo en su edificación incrementa los costos de la infraestructura.

Caso contrario se ha dado a últimas fechas en lo referente a la conservación de los edificios escolares, pues éstos son atendidos regularmente en los tiempos de recesos escolares, como también la edificación de aulas o escuelas se realizan con la previsión suficiente.

En ese sentido, queda en claro la positiva coordinación de las autoridades educativas, gobierno federal y estatal, como también de las autoridades municipales en los casos en que hay que recurrir a proporcionar los terrenos cuando se trata de nuevos centros escolares.

Lo anterior denota la preocupación e interés de dar cumplimiento al programa Escuela Digna, marco en el que al margen de la infraestructura, se atiende también lo referente a talleres, becas y anexos requeridos por los escolares del nivel básico.

Otro renglón donde queda de manifiesto la falta de previsión es el referente a las inundaciones que se generan en los temporales de lluvias, así como las consecuentes pérdidas materiales de personas cuyas viviendas, muebles, otros objetos y prendas, resultan afectadas.

Sobre el tema, las autoridades saben y conocen de dichos problemas; sin embargo, en muchos casos las medidas se toman fuera de tiempo, situación que genera pérdidas para la población y trabajo extra para la autoridad tratando de restaurar los daños causados.

Ejemplo de lo anterior lo representa el hecho de que en el marco del Programa de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en Zonas Urbanas, ha dado a conocer que el próximos mes de agosto se iniciará con las obras de cuatro colectores pluviales para el municipio de Colima y uno para Ixtlahuacán.

Lo anterior fue dado a conocer por el director local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Juan Michel Ramírez, quien dijo además que en estos cinco colectores se invertirán 11 millones de pesos tanto de recursos federales como de los organismos operadores de agua locales.

La inversión sin duda que es necesaria; sin embargo, conociéndose su necesidad, debieron hacerse antes del período de lluvias y no con ellas presentes, como tampoco resulta acertado iniciarlas cuando el ciclo está presente; pues ello generará daños en las acciones emprendidas, lo que incidirá en mayores inversiones.

En ese sentido, en agosto aún no termina el período de precipitaciones y para septiembre, de acuerdo a los pronósticos meteorológicos, se espera la presencia de ciclones y consecuentes depresiones que generarán fuertes lluvias.

Retomando las declaraciones de Michel Ramírez, éste ha dado a conocer que a corto plazo se van a ejercer cerca de 29 millones de pesos, estándose ya a semanas de que se empiecen los trabajos; a través del Programa para la Construcción y Rehabilitación de los Sistemas de Agua Potable y Saneamiento en zonas Rurales, son más de 65 millones de pesos.

Expresó que a través de estos dos programas, en próximos días se harán ampliaciones de las redes de agua potable y redes de drenaje. En ese marco de inversiones, se espera se lleven a cabo en los tiempos contemplados, porque resulta más que recomendable todo tipo de obra se concrete en los tiempos idóneos, y no cuando resulten tardíos y nada recomendables.