Referencias Políticas


Ciclovías, seguridad y beneficios

Salvador Olvera Cruz

Con motivo de la creciente circulación vial en las ciudades, desde hace tiempo se ha recurrido a promover el uso de la bicicleta, esto como medida para evitar la contaminación que generan los automotores y fomentar el ejercicio físico de las personas a fin de fortalecer la salud.

La apertura de las citadas ciclovías se han programado también en nuestra ciudad capital desde hace algunos meses y más recientemente en la conurbada Villa de Alvarez, acción que sin duda resulta de alta importancia, tomando en cuenta el creciente número de vehículos que día con día transitan, generando serios embotellamientos, sobre todo en las llamadas “horas pico”.

El trazo y uso de las ciclovías es algo que debe llevarse a cabo con medidas encaminadas a la seguridad de los ciclistas, tanto en lo referente a señalamientos como en las mismas vías, pues nos damos cuenta que las arterias citadinas de la zona conurbada, en muchos casos por su estrechez, no dan margen a los espacios requeridos para las ciclovías, sumado a esto los casos de postes de la energía eléctrica, entre otros obstáculos.

La mayoría de las calles de Colima y Villa de Alvarez carecen de las condiciones para ser utilizadas como ciclovías, haciéndose necesario una serie de adecuaciones, a fin de dar seguridad a los ciclistas, así como un trazo de recorridos que converjan en los desplazamientos que la población utiliza como destinos de primer orden y necesidad.

El fin de semana anterior, la diputada Gretel Culin presentó en el Congreso del Estado una reforma a la Ley de Fomento Para el Uso de la Bicicleta en el Estado de Colima, con la finalidad de que el elemento esencial de la construcción de las ciclovías sea la articulación, permitiendo a los conductores de bicicletas trasladarse de un punto a otro bajo condiciones seguras.

En su iniciativa, la legisladora comentó que en nada beneficia al ciclista que existan tramos de ciclovías en medio de la ciudad que parten de la nada y llevan a ningún lugar, cuando las necesidades de los colimenses versan en el sentido de contar con vías que garanticen el uso de la bicicleta como un transporte seguro.

Manifestó también que la limitada infraestructura para el transporte en bicicleta, la construcción dispersa y sin continuidad, así como la carencia de las medidas de seguridad básicas, ha disminuido el uso de la bicicleta como transporte urbano no motorizado de utilización cotidiana, ya que no permite desplazamientos de un punto a otro de la ciudad, por lo que el impacto económico, social y ambiental positivo que se esperaba tener, es inexistente.

Puntualizó que “a nadie beneficia tener pedazos de ciclovía si éstos no tienen continuidad, si no son capaces de llevar a algún lado y si se siguen edificando sin una proyección a futuro, sin pensar en el trayecto adecuado para lograr la satisfacción de las necesidades de la población”.

Cabe decir que antes que nada se requiere de una cultura preventiva para la seguridad del ciclista y que las demarcaciones en que se tracen las ciclovías se tomen todas las medidas recomendables que en otras ciudades han dado resultados positivos.

Un factor de primer orden lo representa la cultura del respeto al ciclista por parte de los conductores de vehículos motorizados, la obligatoriedad y correcto uso del casco protector, entre otras medidas; cuando el recorrido se hace por la noche, debe ser obligatorio el uso de chaleco reflectante y no usar audífonos u otros elementos distractivos mientras se conduce.

Los estudios más avanzados sobre ciclovías señalan que hoy más que nunca, resulta primordial e imperativo contar con una infraestructura urbana capaz de soportar y conectar, de manera eficaz y segura, a los ciclistas, promoviendo que más personas se unan a esta práctica, generando un mejoramiento en la calidad de vida urbana, no sólo para sí mismos, sino para toda la comunidad.

A lo anterior se agrega que para generar cambios serios y permanentes, los gobiernos deben, necesariamente, generar políticas de creación de espacios, apoyo y difusión de medidas preventivas orientadas al uso de la bicicleta en las calles como un medio de transporte viable.

En ese contexto, la comuna capitalina ha llevado a cabo la construcción de ciclovías en la zona oriente de la ciudad, sobre la Avenida Niños Héroes, primera obra en la entidad que se realiza con las especificaciones requeridas para brindar seguridad a los ciclistas.