Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

El fin de semana anterior, el presidente municipal capitalino, Federico Rangel Lozano, dio a conocer que el Cabildo aprobó por unanimidad el Programa Operativo Anual 2014, el cual contiene las obras y acciones que fueron validadas por el Consejo de Planeación para el Desarrollo de Colima, considerando una inversión superior a los 108 millones pesos.

Vale señalar que los Planes Municipales de Desarrollo Urbano son los operativos e instrumentos que fijan las disposiciones jurídicas para planear y regular el ordenamiento de los asentamientos humanos en el territorio municipal.

Estos tienen como objetivo central establecer las políticas, estrategias y tareas encamonadas a lograr el desarrollo urbano del territorio municipal mediante la determinación de la zonificación, los destinos y las normas de uso y aprovechamiento del suelo, así como las acciones de conservación, mejoramiento y crecimiento en los centros de población de la municipalidad.

En ese contexto, los planes municipales de desarrollo deben ser congruentes con las políticas, estrategias y objetivos previstos en los Planes Estatal de Desarrollo Urbano y de toda índole, a fin de enmarcarse en las prioridades de las entidades federativas.

En dichos Planes Municipales se describe a detalle la clasificación del territorio, señalando cuáles son las áreas urbanas, las urbanizables y las no urbanizables; además, se determinan los aprovechamientos predominantes en las distintas zonas de los centros de población, los usos y destinos del suelo permitidos y prohibidos, así como la compatibilidad entre los usos y destinos permitidos.

Asimismo, se identifican los proyectos, obras y acciones en materia de desarrollo urbano, vialidad, transporte, infraestructura hidráulica, sanitaria y eléctrica, equipamiento, desarrollo económico y de protección y conservación del medio ambiente entre otras, señalando en muchos casos los plazos y los recursos necesarios para su ejecución.

En ese marco, el alcalde Federico Rangel expresó su compromiso para que el municipio mantenga el liderazgo en gestión de recursos, a la vez que se dijo satisfecho por ser el primer ayuntamiento en la entidad que aprueba su programa para este año y, sobre todo, que considere 33 millones 475 704 pesos más que en el 2013, gracias a la colaboración del Gobierno de la República y del Estado.

Mencionó que una vez aprobado el Programa de Obras Anuales, indica que ya podrán llevarse a cabo las licitaciones y ejecutarse las obras que la población, tanto de la zona urbana como la rural, han demandado y que fueron tomadas en cuenta junto con otros sectores sociales.

Sobre los recursos de inversión, manifestó que conforme al dictamen, el municipio de Colima hace una aportación de 48 millones 314 mil 365.57 pesos, lo que representa el 44.42 por ciento.

Además, indicó que la cantidad logró duplicarse gracias a la capacidad de gestión que se ha tenido con el Gobierno de la República y del Estado, que en conjunto aportan 59 millones 615 mil 484 pesos, así como por parte de los beneficiarios y otros por el orden de los 617 mil 086.29 pesos.

Rangel precisó que en total se contemplan 167 acciones para todo el municipio, entre las que destacan: Puentes peatonales, módulos deportivos integrales, alumbrado público, empedrados, pavimentación de calles, banquetas, ampliaciones y mejoramiento de vivienda, rehabilitación de jardines y camellones, ampliaciones de red de drenaje, caminos sacacosechas, entre otras.

Como se puede apreciar, las acciones a emprenderse no conllevan en el fondo inversiones comprometidas con la banca oficial o privada, como sucede con frecuencia; porque Federico Rangel ha dejado en claro que evitar gastos superfluos y capacidad de gestión representan el sello particular de su administración.

También señaló su reconocimiento a todos los integrantes del Cabildo por aprobar este programa que, dijo, contiene la visión de la gente y de la sociedad organizada a través de gremios, asociaciones diversas y cámaras empresariales.

Resaltó que el POA fue realizado y enriquecido por diagnósticos, estrategias y acciones sociales enfocadas a abatir los rezagos y carencias de la población en cuanto a infraestructura básica, así como mantener el equilibrio que se está buscando entre los puntos cardinales del municipio.