Referencias Políticas


41 años de EL NOTICIERO

Salvador Olvera Cruz

Ayer primero de marzo, este medio de información cumplió 41 años de fundado, lapso en que se ha llevado a los hogares colimenses, oficinas de gobiernos estatales, federales y municipales, las noticias más relevantes de la entidad, del país y del plano internacional, con la firme intención de ofrecer los acontecimientos de mayor interés y trascendencia para los lectores.

Fue precisamente el primero de marzo de 1974, cuando Carlos Valdez Ramírez fundó este medio informativo, después de ejercer el periodismo desde su adolescencia en el medio colimense, para en su momento trasladarse a la capital del país en busca de mayor experiencia a fin de dar vida a EL NOTICIERO.

Durante su estadía en la capital de la República laboró en los periódicos: “Diario de la tarde”, de “Novedades”; en el bisemanario “Avance”, del que fue jefe de información; en “El Mañana”, “El Orbe” y en la “Gaceta de Tlatelolco”.

Fue así como a los 28 años de vida -recién cumplidos- fundó EL NOTICIERO, sin más capital que el de la voluntad y el trabajo, no sin tener que cubrir los réditos de los sacrificios y vigilias provocadas por el trabajo.

De hechos, es de sobra conocido que editar un medio de comunicación requiere de altas inversiones, trabajo y esfuerzo, de visión sobre lo que acontece en el entorno y más allá de nuestras fronteras, como también ofrecer a los lectores una acertada síntesis de lo que puede ser atractivo y aleccionador, para quienes se interesan por estar bien informados.

Sin embargo, la vocación periodística de Valdez Ramírez lo llevó a enfrentar el reto que le permitiera concretar su meta de vida y anhelos profesionales, pues el periodismo reclama sensibilidad, buen juicio y mejor criterio para el desempeño de una profesión de alta responsabilidad.

Asimismo, el quehacer periodístico requiere de un trabajo sostenido, donde cada día la noticia debe convertirse en el baluarte sustantivo que dé seguimiento a un ejercicio de mucha responsabilidad, no sólo para la sobrevivencia del medio, sino para ir fraguando en el crisol de la opinión pública, el rumbo más recomendable para el destino de los pueblos.

En este caso, EL NOTICIERO, que hace 41 años surgiera a la vida en el medio colimense, ha transitado con la mirada fija, avanzando tanto en infraestructura y equipo, como en su visión de entender y comprender la importante misión que cubre la tarea informativa, sobre todo, cuando ésta se ejerce con la responsabilidad y miras que la población reclama para evolucionar.

En ese contexto, Carlos Valdez, arropado por su vocación bien definida, para concretar lo anterior, echó mano de su vocación, entregándose a esta actividad en la que ha sabido no sólo enfrentar los retos que el periodismo plantea, sino vencerlos y caminar por una actividad en que cada día enfrenta nuevas metas.

Un renglón sustantivo que nunca ha perdido de vista, ha sido el caminar con acierto y cautela, renunciando al paso veloz que pudiera ser efímero, pues su misión siempre se ha sustentado a la realidad que se vive.

Fue así como Valdez Ramírez fue transitando por un camino escabroso del que retiraba piedras y estorbos para hacerlo transitable, diseñando un trabajo periodístico que ha sabido responder a los retos de los tiempos, al mismo tiempo que orientaba y forjaba los recursos humanos que su periódico requería para que la población recibiera la información oportuna y veraz.

Vale señalar que en los 41 años de vida de EL NOTICIERO se han fraguado, en el trabajo diario, un considerable número de reporteros que empíricos primero y profesionales de la comunicación ahora, han abrevado el consejo y experiencia de Don Carlos día con día y año con año.

Para todo lo anterior, Don Carlos ha tenido que seguir no sólo el ritmo de la modernidad en su equipo de trabajo, sino también orientar a EL NOTICIERO por la línea editorial que se ajuste y responda a la época que se vive.

En el marco de los logros, Valdez Ramírez, hace 17 años le dio vida a EL NOTICIERO DE MANZANILLO, órgano informativo que desde su incursión en la vida porteña, se ha solidificado hasta alcanzar el liderazgo periodístico en esa municipalidad y la región sur-occidente de Jalisco.

Cabe señalar que Don Carlos, por su trabajo periodístico, ha recibido múltiples reconocimientos de empresas editoriales de circulación nacional, de gobernantes, clubes sociales y de servicios, como también de personas destacadas en el ámbito de las letras.

Por último, diremos que el que esto escribe, desde el primero de enero de 1991, ha laborado en este medio informativo en forma sistemática, que ayer en su 41 aniversario, llegó a su edición número 14 mil 326.