Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

Propuestas base para obtener el voto

Ante la proximidad del inició de las campañas políticas a celebrarse el siete de junio, donde estará en juego la gubernatura, presidencias municipales y diputaciones locales y federales, sin duda que las propuestas de los candidatos presenten al electorado resultarán sustantivas para alcanzar el triunfo en las urnas.

En ese contexto no se puede pasar por alto que las propuestas siempre han sido básicas para la obtención de votos; sin embargo, también es cierto que la gran mayoría de candidatos, una vez que obtienen el triunfo electoral, se olvidan de cumplirlas, situación que ha llevado a la ciudadanía a la desconfianza y consecuente abstencionismo.

En el proceso electoral que se avecina, la población colimense sin duda estará atenta a las propuestas de los candidatos a la gubernatura por razones sustentadas en la situación que se vive, referente a la inseguridad, bajos salarios, desempleo y finanzas públicas insuficientes para atender las demandas de la población.

Si bien es cierto que la población se encuentra decepcionada de la clase política, también lo es que deberá estar atenta a las propuestas que le hagan llegar los candidatos, pues nada mejor que evaluar las promesas y en base a ello participar a la espera de una feliz respuesta.

La ciudadanía conoce a los aspirantes a la gubernatura, situación que le permite valorar, de acuerdo a los desempeños anteriores de los candidatos, hasta dónde puede confiar en sus propuestas y concreción de las mismas.

Al respecto, el electorado deberá proceder a sufragar por quien considere cuenta con la mayor capacidad y humanismo requerido, para vencer todo tipo de requerimientos, olvidándose de siglas partidistas, pues afortunadamente cada día la población empieza a entender que su sufragio es el que determina al gobernante que regirá los destinos de la entidad y su pueblo.

También, en este caso, los candidatos a la gubernatura y demás puestos de elección popular deben tomar en cuenta los momentos que vive la mayoría del electorado, como el descrédito alcanzado por política al no atender en forma eficaz las demandas ciudadanas, que cada día les colocan en un bajo de nivel de vida y pobreza, sin que se avizore una solución concreta.

Por todo lo anterior, los aspirantes a la gubernatura deberán llevar a cabo una campaña encaminada a dar a conocer a la gente su preocupación por la situación que se vive, porque de sostener el añejo camino de denostar al adversario, algo que el electorado ha escuchado desde siempre, es algo que en nada ayuda a la población; pues toda la gente conoce a cada candidato y sabe cuándo lo que se expresa sólo lleva la finalidad de agredir al adversario.

Vale mencionar que en la actualidad, los sufragios ya no se suman denostando al adversario político, sino creando en el electorado la confianza en que las propuestas que se le hagan, y cumplimiento de las mismas, son las que le redituarán puntos a su favor; y más enlazando sus propuestas a su quehacer demostrado en los cargos que haya desempeñado con anterioridad.

En ese mismo contexto, los candidatos deberán de llevar al electorado a comprender y entender que en toda campaña se reclama y requiere del apoyo ciudadano de todos los estratos sociales, incluso de militantes de otros partidos a los que sumarán en la medida que se les convenza de sus buenas intenciones para la entidad y su pueblo, pues todo gobernante está obligado a atender a la gente sin distingos.

En ese contexto, resulta común que candidatos con poca visión de la cruzada que emprenden hagan señalamientos respecto a quien o quienes aparecen en la foto a su lado o en su momento opinan sobre la capacidad o forma de ser del candidato, situación equivocada; porque cada gobernante al llegar al poder debe y está obligado a echar mano de los ciudadanos más capacitados en todos sentidos.

Al respecto, el precandidato del PRI a la gubernatura, Ignacio Peralta, negó representar al grupo político del ex gobernador Fernando Moreno, y afirmó que no se subordina a ningún cuadro político priísta.

Se vio precisado a responder al precandidato del PAN al gobierno estatal, Jorge Luis Preciado, quien dijera que Peralta representa el regreso del fernandato y es una imposición del centro.

Asimismo, Peralta Sánchez indicó: “Soy priísta, a mí el partido me está dando la oportunidad de abanderar las causas priístas en este momento, como precandidato a la gubernatura del estado, y mi aspiración es, de resultar electo candidato, ir a un proceso constitucional”, refirió.

Añadió que no entrará a un debate de dimes o diretes, por lo que sentenció que todos los priístas son cuadros políticos a los cuales respeta y cada uno sabe cómo conducirse al interior del partido, y “yo no me subordino a ninguno de ellos, ni tampoco me avalo a ninguno de ellos”.