Referencias Políticas


Por buen camino, la educación en Colima

Salvador Olvera Cruz

Sin duda, la educación es y ha sido un factor de suma importancia en la evolución de los pueblos, pues históricamente podemos darnos cuenta que desde los grupos humanos primitivos hasta la actualidad, los gobiernos en turno se han enfilado a lo que consideran más recomendable.

En la práctica, nos hemos dado cuenta que las naciones enfilan su quehacer educativo en repuesta a los recursos naturales con que cuentan, como también al cuidado de los mimos, utilizando para dicha finalidad las doctrinas de enseñanza que se consideren las aceptables para alcanzar los fines preconcebidos.

Asimismo, se ha buscado siempre los recursos humanos capacitados para ofrecer la tarea educativa, cubriéndose distintas etapas, muchas de las cuales, pese a los tiempos transcurridos, han dejado huella, no sólo en la eficiencia y calidad de los conocimientos en el campo científico, sino también en lo relativo al cultivo de los valores humanos.

Nos encontramos que nuestro país, a partir del cinco de febrero de 1917, año en que se diera vida a la Constitución Política vigente, contempló importantes apartados para superar el analfabetismo en que se encontraba, como también con el impulso emprendido al sistema rural mexicano, a fin de superar el rezago en que vivía en todos sentidos.

A 98 años de dicha Constitución, México ha pasado por diversas etapas, siendo sin duda el logro más importante la creación de la SEP, en 1821, Secretaría que en sus inicios alcanzara importantes logros por parte de José Vasconcelos, su primer titular.

Cabe destacar la importante participación de maestros como Rafael Ramírez, impulsor de la Escuela Rural Mexicana y las llamadas “Casas del Pueblo”, como también la participación de importantes maestros colimenses, como Enrique Corona Morfín, Gregorio Torres Quintero, José Reyes Pimentel, Francisco Méndez, José S. Benítez  y tantos más que dejaron profunda huella.

Conforme nuestro país fue alcanzando su desarrollo, se implantaron reformas y evoluciones adaptándolas a los ritmos de los tiempos, destacando también importantes colimense en la tarea educativa, como en la formación de profesores, jugando papel importante nuestra histórica Escuela Normal de Colima, hoy Isenco.

Todo lo anterior viene a colación porque en el sexenio gubernamental que está por concluir, se habla de reducidos logros en áreas importantes, pero no se puede dejar de lado que en la tarea educativa ha alcanzado importantes logros, tanto en el nivel básico, como en medio superior y superior.

Tomando en cuenta lo anterior, consideramos que el próximo gobernador, sin duda, atenderá en forma importante a este sector, que a través de la Secretaría de Educación del Estado, Universidad de Colima y Tecnológico de Colima, resulta más que importante su función en la formación de recursos humanos que el país y la entidad reclaman para enfilarse a su cabal desarrollo.

Para lo anterior, resultará fundamental el concurso de los profesores de los niveles educativos y dirigentes sindicales, pues la Reforma Educativa puesta en marcha para elevar la calidad de la enseñanza, es un reto que resulta prioritario alcanzar para el bienestar de la población de todas las edades.

En los hechos, nos damos cuenta cómo el profesorado de todos los niveles en Colima está respondiendo a esa gran cruzada, como también los líderes sindicales, situación encomiable, pues el destino del país y de sus nuevas generaciones está en juego.

Como ejemplo de lo anterior tenemos el trabajo que permanentemente lleva a cabo el secretario de Educación, Guillermo Rangel, quien diera a conocer el lunes de la presente semana el inicio del período de preinscripciones para segundo el segundo de preescolar, primero de primaria y primero de secundaria, con miras al ciclo escolar 2015-2016.

Igualmente pidió a los padres de familia no apresurarse, pues cuentan con 14 días para preinscribir en escuelas que de acuerdo a nuestro domicilio, o a la cercanía al trabajo tenemos; pero también si alguien desea inscribir a sus hijos en alguna escuela de su preferencia, hay que hacer el planteamiento y esperar la respuesta de la Secretaría, una vez que pase este proceso.

Sobre el mismo tema de inscripciones, el director del Instituto Tecnológico de Colima, Saturnino Castro Reyes, contempla abrir 600 nuevos espacios para el ciclo 2015-2016-.

Al mismo tiempo calcula que se tiene prevista una matrícula de 3 mil 500 estudiantes para el siguiente ciclo escolar que inicia en el mes de agosto, tomando en cuenta que hay menos abandono de carrera por los estudiantes, porque se sienten mejor atendidos.

Con todo lo anterior, queda en claro que Colima, fiel a su tradición, marca la pauta en el quehacer educativo, situación que el próximo gobernador estatal, no debe dejar de lado.