Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz

Coaliciones y candidato del PRI a gobernador

Ayer lunes, de acuerdo a lo dispuesto en el calendario establecido por el Instituto Electoral del Estado (IEE), venció el plazo para que los partidos políticos solicitaran el registro de coalición total, parcial o flexible para las elecciones del siete de junio próximo.

Hasta el domingo anterior, ningún partido había formalizado ante el IEE alguna coalición, pese a que varios de ellos sistemáticamente habían dado a conocer avances en acuerdos tomados. La coalición que se concretó hasta el momento de escribir estas líneas es la del PRI con el Pvem y Panal.

Por otra parte, el PAN y PRD iniciaron desde hace algunas semanas las pláticas encaminadas a concretar una coalición, para finalmente romper; sin embargo, de acuerdo a informaciones cupulares, el domingo anterior retomarían el caso.

En tanto, el Partido del Trabajo (PT), después de varios intentos de coligarse con el PRI como en otras ocasiones, no llegó a acuerdos, como tampoco con otras siglas partidistas, razón por la que se presume irá solo.

Mientras, el Movimiento Ciudadano (MC), de acuerdo a sus estatutos, irá solo como también los Partidos Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido Humanista y Partido Encuentro Social, por ser de nueva creación y en respuesta a lo dispuesto por la Ley Electoral vigente.

En lo que concierne a la gubernatura de la entidad, sólo dos partidos cuentan con candidatos definidos, como es el caso de Morena, que abandera al general José Francisco Gallardo, y MC, cuyo candidato es Leoncio Morán.

Respecto al PAN y PRI, ambos han dado a conocer sus convocatorias para la elección de gobernador, contando el blanquiazul hasta el momento con dos cartas de donde podría surgir el abanderado, como es el caso del presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza, y el coordinador de la bancada panista en el Senado, Jorge Luis Preciado.

El PRI cuenta aún con 10 aspirantes, considerándose hasta el momento cinco cartas fuertes, en riguroso orden alfabético: Arnoldo Ochoa, Ignacio Peralta, Mely Romero, Federico Rangel y Rogelio Rueda.

Se espera que la definición del abanderado suceda en cualquier momento y día de la presente semana, pues a estas alturas, el CDE y CEN del tricolor ya han analizado a fondo el caso.

De hecho, la definición de la candidatura se dará de acuerdo a lo dado a conocer por las cúpulas del poder partidista y acuerdo de los aspirantes en un plano de unidad, pues esta ha sido la tónica en los siete casos que hasta el momento se han anunciado.

Sobre el tema, ayer lunes, en un medio de comunicación impreso de la localidad, se dio a conocer una entrevista con el diputado federal Arnoldo Ochoa, donde éste expresa su punto de vista respecto a los problemas sustanciales que enfrenta la entidad, como también las medidas y acciones que emprendería en caso de ser nominado como abanderado de su partido.

En ese contexto, Ochoa González indicó que en el relevo gubernamental debe haber un cambio sin rupturas, pues no es sano que permanezca sin cambio el mismo proyecto político y económico, considerando que con diálogo e inclusión se logra la unidad política.

Aunado a esto, abundó que mucho tendrá que ver la inclusión, que no solamente ha de ser a nivel de la gubernatura, sino en Ayuntamientos y en el Congreso local, para que todas las expresiones políticas se sientan tomadas en cuenta.

Expresó que para lograr el cambio se debe hacer un diagnóstico que identifique los aciertos y los errores, a partir de ahí diseñar políticas públicas para el futuro.

En ese sentido, destacó que si se busca diseñar un proyecto nuevo, como el puerto de Cuyutlán, para el crecimiento que se viene en Manzanillo, se tiene que lograr el acoplamiento con el Gobierno Federal y escuchar la voz experimentada de los empresarios portuarios.

Resaltó que para diseñar el próximo Plan Estatal de Desarrollo, sea quien fuera la gobernadora o gobernador, deberá escuchar más a los colimenses, a la sociedad civil, expertos y académicos, para que el PED salga de la ciudadanía misma y no que emane de un grupo de técnicos que arrastra el lápiz.