Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

Perfil deseable del

próximo gobernador

El sábado anterior se llevó a cabo, en los terrenos de la Feria de Colima, la glosa del V Informe de Gobierno del Ejecutivo estatal Mario Anguiano, evento en el que el gobernador aseguró que el PRI logrará mantener la unidad en el proceso interno para seleccionar al candidato que buscará sucederlo en la gubernatura.

Sobre este tema, el mandatario se manifestó confiado de que el partido tomará las mejores decisiones, al poner como ejemplo el caso de la senadora Ivonne Alvarez, quien fue seleccionada en Nuevo León como candidata de unidad.

Anguiano Moreno felicitó a los 10 aspirantes a la candidatura priísta pues dijo, su manejo ha sido ejemplar, al no haber descalificaciones severas, ni entre ellos ni entre sus equipos.

En su momento, el dirigente estatal del PRI, Francisco Anzar, aseguró que un priísmo fuerte, unido y preparado espera tener la confianza de la ciudadanía para ganar la elección el próximo siete de junio, en una contienda en la que, además de gobernador, se votará para elegir diputados federales, locales y autoridades de los 10 municipios de la entidad.

Al evento asistieron todos los aspirantes priístas a la gubernatura, siendo ésta tal vez la penúltima vez que estén presentes antes de la designación del candidato; pues la última será en el curso de la presente semana -a lo mejor hoy-, en que el CEN del tricolor les convoque para dar a conocer la convocatoria y nombre del candidato de unidad que abanderará al PRI.

De hecho, en la contienda electoral que se avecina, los dirigentes de los partidos participantes y candidatos de todos los institutos políticos a las posiciones políticas que estarán en juego hablarán de soluciones a los problemas que están presentes en la entidad, como también señalarán la unidad y respaldo a sus candidaturas, tal como ha acontecido en todos los procesos electorales.

De hecho, todos los partidos buscarán como siempre contar con la suficiente unidad, organización y seguidores para alcanzar el triunfo en las urnas, al mismo tiempo que manifestarán que abanderan a sus mejores cartas que concreten el progreso de la entidad y calidad de vida de la población.

Todo lo anterior ha sido una constante; sin embargo, en la mayoría de los casos, quienes triunfan en las urnas, olvidan sus compromisos, dejando a la población a la espera de mejores tiempos, siempre prometidos y rara vez concretados.

Abundando sobre el tema, cada entidad federativa reclama y requiere de un mandatario que conozca a fondo la problemática de su entidad, que cuente con la experiencia y capacidad para enfrentar los retos prevalecientes, habilidad y cercanía para gestionar recursos, honestidad y espíritu de servicio para los grupos marginados.

De hecho, cada partido político y sus cúpulas de poder deberán jugar sus mejores cartas en cada una de las entidades federativas en que habrá relevos de mandatarios, pues cada una requiere de acciones que superen los retos que se enfrentan, ya que no son los mismos en Michoacán, Guerrero, Baja California, Querétaro o Nuevo León, por citar cinco de las nueve entidades federativas.

En el caso concreto de Colima, se requiere un mandatario que se aboque a solucionar en principio, la deuda pública de la entidad, la gestión de inversiones tanto del Gobierno Federal, como de la iniciativa privada de la entidad y otros estados de la República.

Paralelamente a lo anterior, deberá trazar un plan de gobierno en apoyo al sector agropecuario, superar los índices de inseguridad, visión puntual para el desarrollo de Manzanillo y, lo más importante, gestionar mayores recursos de los que hasta la fecha se perciben por las aportaciones de nuestro puerto a la economía nacional.

Además de combatir la pobreza y miseria que padecen amplios sectores de la población, para lo cual resulta prioritario incrementar el empleo y los salarios justos, como también el aprovechamiento puntual de acuerdo a las normas establecidas de nuestros recursos naturales.

Pudiera en su momento pensarse que es algo imposible y difícil; sin embargo, nos damos cuenta que en otras entidades se han logrado importantes avances en cuanto a calidad de vida, aunque carezcan de recursos naturales y ventajas con que Colima cuenta, como son las vías de comunicación, entre otros factores.

Igualmente nuestra entidad cuenta con recursos humanos capacitados tanto en los rubros de formación tecnológica y universitaria, a lo que hay que sumar la mano de obra calificada que resulta prioritario aprovechar para el desarrollo y bienestar de las familias colimenses.

Para el apartado turístico es indispensable trazar un plan encaminado a la promoción de nuestras bellezas naturales, sitios históricos y ampliar la oferta turística con nuevos atractivos, pues esta actividad a nivel internacional logra importantes ingresos cuando los planes y proyectos se centran en atender las demandas que los paseantes buscan.

En síntesis, resultará importante para Colima y su pueblo contar con un mandatario con la visión que los tiempos reclaman, la honestidad requerida para aprovechar los dineros del pueblo con la transparencia que sume a la gente a colaborar y apoyar todo lo que en su beneficio se emprenda.

De hecho, hay ciudadanos que cuentan con la amplia red de conocimientos que se demandan para resolver todo tipo de retos, pues Colima cuenta con recursos humanos capacitados para cada uno de los casos a atenderse, siendo necesario para tal fin dar vida a un gabinete de primer nivel, olvidando amiguismos o compromisos sin base alguna, que vengan a incidir en contra del progreso de la entidad y su gente.