Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

Seguridad, transparencia e inversiones

 

Ante la inminente nominación del candidato del PRI a la gubernatura del estado, cabe mencionar que resultará fundamental que el tricolor abandere la mejor de sus cartas, la que al mismo tiempo que obtenga el triunfo en las urnas, encabece y dé cabal respuesta a las demandas ciudadanas.

En ese mismo sentido deben actuar los demás partidos que contiendan en busca de la gubernatura, pues el electorado cada día emite su voto por el candidato que considera más idóneo para acceder a mejores niveles de vida.

Cabe mencionar que el PRI, antes que nada, debe valorar que como se espera una competencia electoral reñida, porque la población está cansada de esperar el momento de que su subsistencia se enarque en una mejora a su calidad de vida, en todos los órdenes.

Además, la gente cada día entiende en mayor medida que su voto es el recurso más seguro para acceder a mejores tiempos; en los hechos, sabe y conoce a quienes en su momento buscarán la primera magistratura de la entidad, situación que le permite estar enterada de la solvencia moral, honestidad, capacidad y experiencia, lo que les permite sufragar por la carta que consideren mejor.

También la población es la que en base a la problemática que enfrenta debe valorar qué aspirante cuenta con la capacidad y conocimiento requerido para superar la inseguridad que se vive, la falta de inversiones para evitar el desempleo y las relaciones suficientes para el fortalecimiento de la economía en la entidad.

Todo lo anterior sumado a una administración con alto sentido de responsabilidad en el manejo de los recursos públicos, proceder prioritario para ofrecer a la gente la confianza necesaria para que la población secunde y apoye lo que en su beneficio se emprenda.

Todo lo anterior resultará fundamental, pues el manejo de los recursos públicos es importante en todos sentidos, tomando en cuenta que todo tipo de presupuestos requieren de un manejo escrupuloso a fin de estar en capacidad de responder con eficiencia a las demandas ciudadanas.

En ese contexto, el presidente del Colegio de Economistas del Estado de Colima, Omar Magaña, dio a conocer que en el presente año se deben tomar en cuenta factores como el incremento del dólar y la baja en el precio del petróleo, por lo que el estado, municipios y Gobierno Federal deberán operar con prudencia el manejo presupuestal.

Al respecto, considera el dirigente economista que en este año las autoridades de los tres niveles de gobierno deben apremiar el gasto que permita la reactivación económica interna y rediseñar lo relativo al gasto corriente.

Abundando sobre lo anterior, indicó que el peso mexicano se está devaluando frente al dólar; es decir, el dólar está más caro y México importa alimentos, tecnologías, materias primas y muchos artículos, lo cual hace que en este 2015 pudiera haber una inflación.

Asimismo, señaló que si la caída del precio del petróleo se mantiene y teniendo en cuenta que un 20 ó 15 por ciento de los ingresos del país provienen de su venta y que ese recurso forma parte de las transferencias federales a estados y municipios, pudiera en nuestra entidad verse afectadas.

Omar Magaña mencionó que cuando las deudas públicas de los municipios y del estado se empiezan a incrementar, ello se debe precisamente por la deficiencia en los ingresos, porque se gasta más de lo que pueden recaudar, lo que genera presión en las finanzas públicas, limitando la calidad de los servicios y cobertura de los mismos.

Igualmente manifestó que se prevé un 2015 con una actividad económica débil y una posible inflación por el tema devaluatorio, donde pudiera presentarse un incremento en las tasas de interés y el recurso federal pudiera fluir de manera más lenta.

Sin embargo, la clave es apostarle a variables internas, como apremiar la inversión productiva, pues en Colima sí se puede salir avante por tener una situación privilegiada, por el campo, la Regasificadora, la infraestructura carretera y el puerto, pero sí se tiene que instrumentar un plan de ajuste en el gasto, con los menores costos sociales posibles.

Además, uno de los aspectos positivos para Colima es que se ha anunciado en el estado la inversión de Peña Colorada por más de 400 millones de pesos. En base a lo anterior, resultará positivo que retomando el caso del relevo gubernamental, el próximo mandatario estatal se aboque a privilegiar las inversiones en la entidad.

Sobre el tema de las inversiones, el fin de semana anterior, el secretario de Fomento Económico, Rafael Gutiérrez, presidió la LXI Sesión Ordinaria del Consejo Estatal para el Fomento Económico del Estado de Colima.

Dicha reunión se realizó con la presencia de delegados federales, secretarios del gabinete estatal y presidentes de diferentes cámaras empresariales de la entidad, donde exhortó a los integrantes de este Consejo a seguir trabajando en colaboración con las dependencias de gobierno para beneficio de los proyectos que se tienen planeados para este 2015.

En dicho evento, Gutiérrez Villalobos aseguró que este año será “atípico”, pues es año electoral, así que en conjunción con la delegación estatal de la Secretaría de Economía, se estará arrancando a la brevedad con los proyectos que requieren de financiamiento por parte del Gobierno de la República.