Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

Retos y logros del Año Nuevo

La madrugada de este día, en nuestro país, festejamos el llamado Año Nuevo. En dicha celebración se degusta la cena de diversos platillos acompañados de bebidas y tradiciones, enmarcadas en simbolismos que presagian en forma supuesta buena suerte en todos sentidos, tanto en lo referente al dinero, amor, viajes, salud y una larga serie de intenciones para una vida feliz y placentera.

Respecto a la fecha, ésta depende del tipo de calendario utilizado, siendo la más común la del primero de enero del calendario gregoriano, que fuera instaurado por el Papa Gregorio XIII en 1582, y que se utiliza en la mayoría de los países del mundo.

En esta fecha, la población en general vive momentos en que se combinan los pensamientos de alegrías en respuesta a logros alcanzados, combinados éstos con pesares y desilusiones por fracasos o decesos de familiares cercanos y queridos, entre otros motivos.

En estos momentos también se discute y comenta sobre los retos que el Año Nuevo les traerá, pues al margen de su status social, todas las personas abrigan proyectos, unos en busca de mayores beneficios y logros, y otras con la firme esperanza de superar la escasa calidad de vida y, consecuente, sufrimiento que enfrentan para sobrevivir.

Paralelamente a lo anterior, se da la incertidumbre sobre el futuro inmediato, respecto a la seguridad tanto en lo relativo al campo laboral como de la vida y bienes patrimoniales, en respuesta a la inseguridad que se vive, los incrementos a tarifas de servicios sustantivos como los del agua domiciliaria, energía eléctrica, gasolinas y gas principalmente, que a todos impacta.

A ese marco de pensamientos encontrados entre el pasado reciente y futuro inmediato no escapa nadie, pues en cada edad cronológica de la vida se dan los retos propios, pues en tanto los jóvenes razonan sobre sus estudios, falta de empleo o calidad de vida a que aspiran, también los adultos abrigan la esperanza de mejoras salariales, o en su caso, superar el desempleo en que se encuentran.

De hecho, ese panorama se presenta en todos los pueblos del orbe, en mayor o menor medida, dependiendo todo de las fortalezas de cada país y de los gobiernos que bien o mal responden a su compromiso contraído para con sus gobernados.

Todo lo expresado no es más que un pequeño análisis de los grandes retos que genera la vida de la humanidad, pues la calidad de vida es algo que se busca y pretende partiendo del escalón en que cada quien se encuentra ubicado, pues el bienestar y paz social es un eje central a que aspira todo ser humano, es algo que no tiene límites, dependiendo todo del progreso en todos los órdenes para alcanzar metas y logros preconcebidos.

De hecho es justo señalar que al margen del sistema político en que se vive en todos los pueblos de la tierra y gobernantes con que se cuenta, año con año asiste a la población el compromiso de actuar y manifestar sus opiniones a fin de sentar las bases de una existencia sustentada en la justicia y la igualdad.

Igualmente corresponde a la población proceder en sus campos ocupacionales y de responsabilidad el cumplimiento de sus deberes, paralelamente a los de índole familiar; pues la calidad de vida es algo que se adquiere y alcanza con esfuerzos comunes de la sociedad.

Tomando en consideración que la población representa en la realidad el índice mayoritario en la conformación de los pueblos, nada mejor que luchar por una vida mejor fincada en la unidad y armonía para fortalecer las metas de vida, pues con su trabajo, comunión de ideas y colaboración en toda meta, es algo que se logra sin lugar a dudas.

Todo lo anterior es algo que no debe perder de vista el ser humano, al margen de sistemas políticos o religiones, pues tanto en un campo como en el otro, existen las bases para que la población se desenvuelva por los mejores caminos; sin embargo, quienes tienen el compromiso de cumplir con los postulados y la gente misma, los incumplen.

En ese sentido, vale señalar que todas las religiones predican el amor al prójimo, condenan los malos comportamientos y contemplan la justicia como algo fundamental, castigando el mal y premiando el bien cuando el ser humano parte hacia el más allá.

En tanto, en el sistema político, los partidos cuentan con su ideología, principios y plataforma, a que deben sujetarse sus militantes y gobernantes; sin embargo, esos postulados se ignoran e incumplen, faltando tan sólo se aplique el castigo a que se hagan merecedores, al hacerse presente la impunidad.

En fin, nada mejor que en esta fecha la población antes que nada, valore sus compromisos de vida como seres pensantes, pues su presente y futuro depende tanto en lo individual como colectivo, de su quehacer y compromiso con el raciocinio y humanismo de que es depositaria para enmarcar su destino. Feliz Año Nuevo para todos.