Referencias Políticas


Sindicatos y pensiones

Salvador Olvera Cruz.-

Desde hace tiempo, algunos de los sindicatos de los gobiernos municipales y organismos descentralizados en la entidad han venido dando a conocer sus desacuerdos por el incumplimiento de la Dirección de Pensiones del Estado a la función de dicha dependencia, orientada a apoyar a los trabajadores de acuerdo a la normatividad con que surgiera dicha instancia.

En ese marco de inconformidades, desde el pasado 10 de octubre, el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento, Comapac y DIF de Comala se unieron a la Federación de Trabajadores al Servicio del Estado, ayuntamientos y organismos descentralizados.

Lo anterior, de acuerdo a lo dado a conocer por la secretaria general, Irma González Pedraza, se abandonó la Unión de Sindicatos debido a que en dicha organización no encontraron el respaldo esperado a la problemática que enfrenta la clase trabajadora, encontrando en la federación la mejor opción para la defensa de los derechos de los trabajadores.

La dirigente, Irma González, indicó que en su comité vimos que quien realmente está abanderando la lucha de las conquistas y derechos sindicales es la federación y efectivamente firmamos el acuerdo ratificado en asamblea.

Asimismo, dijo que esa decisión fue tomada durante la asamblea realizada el pasado mes de octubre, al celebrar el aniversario del sindicato en la que participaron los 103 trabajadores agremiados.

A lo anterior, agregó: “Coincidimos en que la lucha la están realizando los compañeros de la federación, y los que tenemos la lealtad en la defensa de los derechos y la encomienda de estar frente a una organización sindical, debemos ver por el bien de los trabajadores”.

González Pedraza indicó que desde que se informó de la demanda que promovieron contra Pensiones, no se les había tomado en cuenta dentro de la unión, por lo que no hubo objeción por su salida.

Asimismo, dio a conocer la dirigente gremial que: “Ni reuniones ha habido, pues hubo una en enero y a la última no me invitaron, por lo que se analizó la situación dentro de la unión donde no se invitaba a reuniones, por lo que se tomó tomamos la decisión de abandonar la unión y afiliarnos a la federación”.

Sobre el mismo tema de sindicatos y pensiones, la dirigente de los burócratas al servicio de la comuna villalvarense, Teresa Ramírez Guzmán, dijo que desde hace más de 50 años la Dirección de Pensiones no otorga una sola pensión.

Refirió que hasta la fecha, a su organización sindical no se le ha convocado para analizar el proyecto o anteproyecto de reforma a la Ley de Pensiones Civiles del Estado y la creación de un Instituto que le sustituya.

Asimismo, refirió Ramírez Guzmán que no se trata de hacer un Instituto nuevo, porque ella considera que lo que se requieres es corregir los vicios y las corrupciones que hay en el sistema para que opere como es debido.

Indicó que lo que falta es una limpieza en la Dirección de Pensiones, un cambio de administradores para que nos den transparencia en nuestras cuentas. Ramírez Guzmán señaló que su organización sindical tiene más de tres años pidiendo que les aclaren qué están haciendo con su dinero de pensiones, o a dónde fue a parar, “porque tampoco nos lo dan y tampoco nos pensionan”.

Sobre el tema, Teresa Ramírez refirió que de darse un madruguete o una ley en donde no se les tome en cuenta, exigirán cuentas en el Congreso, porque a pesar de ser los primeros en demandar, nunca se les ha invitado a ser partícipes o aportar algo.

Por otra parte, Ramírez Guzmán se dijo sorprendida de que se le mencione como opción para presidir la Unión de Sindicatos, “ya que ni siquiera pertenece a esa organización”. Igualmente manifestó que aunque ha recibido muestras de apoyo de muchos trabajadores, “les ha dicho que es una mujer de palabra, y leal a sus convicciones; yo estoy en la federación y ahí me quedo”.

Ya entrados en el caso de las dirigencias sindicales municipales, vale mencionar que la del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Cuauhtémoc, Claudia López Ramírez, culpa a la alcaldesa Indira Vizcaíno de tratar de dividir a esta organización, para lo cual ha recurrido a la creación de un nuevo sindicato que, en los hechos, no existe.

Explicó López Ramírez que el Juzgado de Distrito no ordenó el registro del nuevo organismo, pues “lo que ordenó fue la revisión del caso, la desordenada y apresurada formación de una organización perredista de choque avalada por personas que buscan satisfacer intereses personales y no los de grupo, donde está la mayoría de los trabajadores”.

Acusó que la alcaldesa “está empeñada en dividir, en ofender la causa de los trabajadores y, lo más grave, en no devolverles el dinero, prestaciones y retenciones salariales, las cuales siguen en poder de la administración “municipal, al mismo tiempo que aseguró que los burócratas municipales se encuentran abiertos al diálogo con la alcaldesa.

Sin embargo, cabe mencionar que en este caso el problema mayor radica en el hecho de que la dirigente sindical, Claudia López, y dos de sus colaboradores en el sindicato que encabeza, no se presentan a trabajar en las tareas encomendadas en el Ayuntamiento, pese a los llamados que se les han hecho, razón por la que tienen sus sueldos retenidos.