Red Política


Raúl Merced Lares.-

Es probable que haya un candidato de unidad en el PRI, con base a los resultados de encuestas que manda realizar este partido para ellos, siempre y cuando el que resultase ganador lo haría con una importante ventaja o diferencia. De no ser así, habría un proceso interno entre la militancia para postular al candidato.

Hasta el momento, los resultados de algunas encuestas que han sido filtrados, ponen al frente a Federico Rangel Lozano, seguido por Ignacio Peralta Sánchez, Rogelio Rueda Sánchez, Mely Romero Celis, Rafael Gutiérrez Villalobos y Arnoldo Ochoa González. Lo que no se ha precisado con certeza es la diferencia de estas preferencias, por lo que será hasta las siguientes mediciones, sobre todo la última que se haga al iniciar el próximo año, cuando se defina si habría candidato de unidad o se realizaría una elección interna.

Esta eventual situación obliga a los priístas a estar muy atentos al desarrollo de este proceso previo a la postulación del candidato, ya que si bien no habría golpes bajos de los que habló el presidente estatal del PRI, Francisco Anzar, sí habría un manejo mediático que favorezca más a uno de los aspirantes, aunque lo harían con medias verdades o mentiras a medias, que sólo llevan a la confusión y engaño.

Sin embargo, los priístas locales no son tontos. Me parece que es una de las militancias más inteligentes que hay en el país, por lo que los aspirantes y, sobre todo, la gente que está atrás de algunos de ellos, deben tener cuidado y actuar de manera inteligente y, sobre todo, con respeto a la inteligencia de la militancia. Si no lo hacen así, tendrán sus consecuencias.

Al parecer, en lo que sí están de acuerdo los priístas es que no habrá una imposición o dedazo. De hecho, me parece que esto ha quedado atrás, es el fin de esta vieja práctica que aún se realizaba hasta antes de que el PRI perdiera la Presidencia de la República.

Los priístas tienen la capacidad de ponerse de acuerdo, sin llegar a importantes fracturas o divisiones. Así lo han demostrado. En esta ocasión, me parece que lo volverán a hacer y postularán a quien realmente les garantice el triunfo en las elecciones del 2015.

REPESCA

ADEMAS DE LA advertencia de que si no se actúa ahora, Colima podría estar como Michoacán con los Caballeros Templarios, lo cual vemos improbable, José Manuel Mireles Valverde, reconocido líder de las autodefensas en el vecino estado, reconoce que en Colima no hay ni el 5% de violencia que se vive en su estado, porque “aquí tienen buenos gobiernos”. Se trata de otra voz reconocida, autorizada, que dice que Colima no está tan mal como otros estados, pese a que algunos se afanan, políticamente, en asegurar que Colima está muy mal en inseguridad. Los números y la gente no mienten… EN ESTE mismo sentido, surgió otra voz con autoridad y conocimiento para subrayar que no estamos tan mal como lo quieren hacer creer algunos. Y es que la representante de la Organización Mundial de Periodistas, capítulo México, Gilma Montaño, al hablar sobre la violencia en contra de la mujer, afirmó que si bien Colima no es ajena a la violencia, no se vive una situación como la de otras entidades. “Colima es una ciudad impecable para vivir en muchos aspectos, a diferencia de otros destinos del país”, remarcó… NO ES EXTRAÑO el cinismo con el que se conducen algunos políticos, sobre todo del PAN y del PRD. Uno de esos es la diputada Martha Sosa Govea, quien recurrió a lo mediático para decir que recibirá un informe sobre irregularidades en el Gobierno del Estado, aun cuando en el texto señala que en la cuenta pública de la Federación, Colima aparece con varias observaciones. Dos cosas: Una, si habla de observaciones, no son irregularidades; y dos, a ella la inhabilitó el Congreso del Estado por cometer irregularidades, ésas sí, cuando fue presidenta municipal de Manzanillo.